5/3/15

creación Colectiva Buenaventura

El método de creación colectiva en la propuesta didáctica del maestro
Enrique Buenaventura: anotaciones históricas sobre su desarrollo
105
Recepción: 23/09/2009
Aprobación: 14/11/2009
EL MÉTODO DE CREACIÓN COLECTIVA EN
LA PROPUESTA DIDÁCTICA DEL MAESTRO
ENRIQUE BUENAVENTURA: ANOTACIONES
*
HISTÓRICAS SOBRE SU DESARROLLO
Mario Cardona Garzón
Universidad de Antioquia
RESUMEN
En este artículo se quiere destacar la contribución que hace el Maestro
Enrique Buenaventura en el panorama de los métodos existentes para
la enseñanza del teatro en Colombia. Se resalta la diferencia que él
mismo propone entre un método para la formación de actores y un
método para la creación colectiva, el cual, a su vez, como proceso
forme a los actores; también es pertinente señalar la relevancia que
tiene para el teatro latino-americano la existencia de un método co-
lectivo en un contexto históricamente individualista. Se realiza un
análisis hermenéutico de reflexión crítica, comprensión y síntesis
sobre los documentos teóricos del Maestro.
Palabras clave: teatro, Método de Creación Colectiva, improvisación,
didáctica, análisis del texto.
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121106
Mario Cardona Garzón
THE METHOD OF COLLECTIVE CREATION
IN THE DIDACTIC PROPOSALS OF MAESTRO
ENRIQUE BUENAVENTURA: ANNOTATIONS
ON ITS HISTORICAL DEVELOPMENT
Mario Cardona Garzón
University of Antioquia
ABSTRACT
The article highlights the contributions made by Enrique Buenaven-
tura to existing methods of teaching theater in Colombia. It highlights
the differences he proposed between the methods for training actors
and methods for collective creation, which in turn affect the actors’
formation process. The article also notes the relevance to Latin Ameri-
can theater in which the master advocates a collective method in a
historically individualistic context. The article undertakes a herme-
neutic analysis of critical thinking, understanding, and synthesis of
theoretical documents by the Master.
Keywords: theater, Method of Collective Creation, improvisation,
teaching, analysis of the text.
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121El método de creación colectiva en la propuesta didáctica del maestro
Enrique Buenaventura: anotaciones históricas sobre su desarrollo
107
Conozco este camino paso a paso
y no sé si voy o vengo o estoy quieto,
Dejo huellas, las borro, las repaso
Enrique Buenaventura
1. PRIMERAS PALABRAS, HACIA EL MONTAJE DE UNA OBRA EN EL TEC
¿Qué se entiende por método? Para responder a esta pregunta, nos remi-
timos a lo que los profesores Álvarez de Zayas y Elvia M. González plantean
frente a la didáctica: “el método es la configuración que adopta el proceso
docente educativo en correspondencia con la participación de los sujetos
que en él intervienen, de tal manera que se constituye en los pasos que de-
sarrolla el sujeto, en su interacción con el objeto, a lo largo de su proceso
1
consciente de aprendizaje” . En este sentido, ya para la época de 1967, el
Maestro Enrique Buenaventura, pedagogo, Hombre de teatro, empieza a
perfilar la necesidad de un método que diera orden y trazara caminos en la
construcción del discurso de montaje en el teatro, dado que el desarrollo del
trabajo y los montajes reclamaban con urgencia nuevas formas de abordar
la creación teatral desde una visión más colectiva y de mayor inclusión y
participación. Veamos, pues, dicho recorrido:
Posterior a la renuncia de Pedro I. Martínez y Fanny Mikey, en enero de
1965, se presenta la reestructuración del TEC, lo que en el campo artístico-
administrativo ocasiona la creación de un colectivo de dirección. En este
periodo, comprendido entre 1967 a 1975, el Teatro Escuela de Cali plantea
una antítesis a toda la etapa anterior de trabajo, desmontándola gradual-
mente, siendo reflexivos y críticos con ella, aceptando los nuevos retos
sociales y políticos que se les planteaban. Al respecto, dice Buenaventura:
“Con traumas, con problemas y crisis, la transformación vino. Surgió una
dirección artística que asegura una amplia participación de los actores en
2
la orientación artística de la institución” .
Se planteó la necesidad de dar la oportunidad de dirigir a miembros
del elenco de planta y se constituyó un colectivo de dirección que hizo del
trabajo del montaje un verdadero trabajo de equipo. En este sentido, la inte-
ligencia de Buenaventura-director está en comprender pedagógicamente ese
nuevo reto; no se trata solo de alumnos para formar, sino de alumnos que
acceden al nivel de la profesionalización; entonces, este tránsito parte de un
modelo de compañía teatral para convertirse en un equipo posibilitador de
una nueva estructura, con una metodología de trabajo; dice Buenaventura
que el trabajo del TEC en esta nueva etapa está precedido y acompañado
por la investigación a diferentes niveles: histórico, sociológico, político e
investigación científica en torno al propio trabajo artístico.
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121108
Mario Cardona Garzón
Obsérvese la aparición del concepto de investigación científica, lo cual
no deja de ser una innovación en los logros alcanzados durante los procesos
precedentes a esta etapa y la implementación de la experiencia que permite
llevar a la práctica dichos conceptos; es el caso del Ubu Rey, que nos servirá
de ejemplo, pues en este proceso aparece un nuevo director acompañado de
un colectivo de dirección que necesariamente va a democratizar el método
de trabajo. Con esta obra, el TEC da inicio a un camino que ya se venía la-
brando, por lo cual Buenaventura se pregunta: ¿por qué escogimos el Rey
Ubu?, y responde al respecto:
1) Por su contenido y la relación de ese contenido con la situación
actual de nuestro país. Ubu es una sátira del aventurerismo,
del golpismo y una crítica de la violencia, de la corrupción
administrativa y de la impunidad.
2) Es la primera y continúa siendo una de las más avanzadas piezas
de vanguardia de este siglo (XXI).
3) Por su forma y la multiplicidad de problemas que plantea en
cuanto a actuación y montaje, una experiencia nueva para el
director y los actores. Ubu ha sido para nosotros una pieza expe-
3
rimental en el más profundo y amplio significado del término .
El hecho pedagógico así planteado requiere de una comunión propia con
la pedagogía social, en donde el Maestro no se reafirma en su autoridad sino
que empieza a estar atento a las solicitudes de sus ya compañeros-alumnos.
De otro lado, este grupo como colectivo se enfrenta a un conjunto de textos
narrativos y dramáticos de A. Jarry y del TPN (Teatro Popular Nacional), los
cuales fueron analizados, contextualizados, seleccionados y experimentados
para finalmente ser adaptados.
Ahora viene la responsabilidad: el trabajo de reelaboración del texto debe
ser confiado a un dramaturgo, en tanto los textos reelaborados por actores
suelen perder belleza literaria. Con el ánimo único de ilustrar la dimensión
del trabajo puesto en marcha alrededor de esta obra, basta mencionar las
diferentes comisiones que trabajaron a profundidad en las siguientes áreas:
comisión de análisis histórico, de material gráfico, de análisis ideológico,
de análisis particular del lenguaje de Jarry, de breve estudio sobre la lógica
de Ubu, de análisis de la fábula, de propuestas escenográficas y musicales;
para después de este proceso pasar a los ensayos; pero como en ese momento
están en procura de establecer un Método de Creación Colectiva, empieza a
aparecer en el proceso una herramienta fundamental para el trabajo teatral:
la improvisación, propuesta teórica que no encontraremos referenciada en
ningún otro estudioso del teatro en el mundo.
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121El método de creación colectiva en la propuesta didáctica del maestro
Enrique Buenaventura: anotaciones históricas sobre su desarrollo
109
Ya tenemos pues un modelo para seguir trabajando, escribe Buenaven-
tura en el texto reflexivo que denomina: ¿Cómo se monta una obra en el
4
TEC? , y se constituye en uno de los primeros documentos que presenta los
antecedentes del Método de Creación Colectiva.
2. UNA EPÍSTOLA... AL FIN Y AL CABO LA PALABRA
En el año de 1966, Buenaventura reúne a los actores del Teatro Escuela
de Cali y les lee una carta dirigida a los nuevos directores de obras del TEC,
en la que dice: “he decidido escribirles porque al fin y al cabo la palabra
escrita es mi mejor y mi más legítimo modo de expresión y quisiera también,
5
en esta carta, hablarles de mi experiencia personal en la dirección teatral” .
En tales palabras, Buenaventura está planteando una colectivización de este
oficio, reconoce la importancia para la institución de que otros integrantes
se comprometan con las dificultades y responsabilidades de los nuevos
procesos, sabe también que después de diez años ya se han quemado etapas,
que la relación con el público ha permitido una experiencia y madurez para
andar nuevos caminos, y sobre esto reflexiona; en tanto, ya hay miembros
en el grupo capaces de asumir el proceso de dirección, y tratando de cla-
rificar este proceso, escribe en la carta: “yo no digo que no haya que hacer
planes, que se vaya al trabajo creador sin saber lo que se quiere, lo que se
busca; al contrario, no creo que haya plan inútil, investigación o idea pre-
via inútiles. Hay que tomar este trabajo previo con gran seriedad, pero hay
que entender que la creación llamada Puesta en Escena, no encontrará su
6
forma, su estructura, su plena expresión, sino por sí sola” ; la autonomía
a que se refiere es la de la obra de arte y éste será uno de los principios en
los cuales se apoyará el método.
Como se puede ver, esta carta propone algunas reflexiones críticas para
la formación de los nuevos actores; para esta fecha la figura del Director
ocupa un lugar preponderante en la práctica artística del teatro. La propuesta
que empieza a perfilar Buenaventura es todo lo contrario y dicha carta es
testigo en tanto invita a ceder esta responsabilidad, compartir funciones y
elevar el nivel intelectual del grupo. Este es, pues, uno de los conceptos que
el Método de Creación Colectiva va a transformar: la concepción previa del
Director; si estamos de acuerdo con la autonomía de la obra de arte, este
concepto previo deberá transformarse. Así las cosas, posteriormente se da
un trabajo frente al concepto de identificación, en donde, citando a Brecht,
nuevamente se declara partidario de la identificación en cierto momento
durante los ensayos, pero no cree en su uso exclusivo; es necesario, dirán
Brecht y Buenaventura, que se tome, además, posición frente al personaje
con el cual uno se identifica; luego aclaran: “es un hecho que el actor es
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121110
Mario Cardona Garzón
sobre el escenario él mismo y el personaje de la pieza a la vez, esta contra-
dicción debe reflejarse en su conciencia. Es esa contradicción, para hablar
7
claramente, la que le da vida al personaje” . Finalmente, dice Buenaventura
en su carta: “lo más importante, el objetivo inmediato de nuestro teatro es
insistir con audacia y tratar de encontrar nuestro modo de ensayar; la prueba
definitiva de este nuevo modo de trabajar nos la dará la experiencia, a la
8
cual también debemos ir con audacia y decisión” . De esta manera se está
anunciando el Método de la Creación Colectiva como una urgencia y una
necesidad para el trabajo práctico.
3. CREAR UN TEATRO PROPIO DESDE LO UNIVERSAL: IMÁGENES
QUE NACEN Y REGRESAN
En un documento escrito dos años después del anterior (Utilizar el teatro
universal para crear un teatro propio, 1968), Buenaventura propuso utilizar
el teatro universal para crear un teatro propio que, en un principio, funcionó
de esta manera: un director, un grupo de actores y un empresario estatal, y
la Escuela Departamental de Bellas Artes de Cali. En este caso, el director
escogía las obras, las montaba con los actores y éstas eran una especie de
instrumento del gobierno para llevar ‘cultura’ al pueblo.
Así las cosas, sostuvo Buenaventura: “en nuestros países la historia se
mueve rápidamente [...] nosotros nos dimos cuenta que para sobrevivir
como artistas creadores y para echar las bases de una dramaturgia nacional
era indispensable ligarnos a la historia de nuestro país, indagar con nues-
tro trabajo la problemática nacional hasta sus causas y sus implicaciones
9
universales” . Vemos que Buenaventura demuestra un interés particular
por el contexto social, que no es ajeno a los grandes cambios de la época:
Revolución Cubana, Mayo del 68, el Frente Nacional, Huelgas y protestas
estudiantiles, Movimiento hippie, El nadaísmo, entre otros episodios his-
tóricos. Más adelante, Buenaventura sostiene: “Nos lanzamos a la aventura
tímidamente con La Celestina por los años 64-65, luego más de lleno con
‘Ubu Rey’ y sólo en ‘El fantoche de Lusitania’ (1969) pudimos ir encontran-
do las tablas de salvación que nos rescataran de un caótico y demográfico
naufragio [...] Las tablas de salvación fueron pequeños hallazgos que se iban
uniendo hasta constituir la balsa que tenemos ahora: un método de trabajo
10
colectivo” . Como se puede inferir del montaje de La Celestina, el equipo
aprende la complejidad de la novela y de las fuerzas sociales representadas
en sus personajes; del carácter de este montaje se salta a otra experiencia
ubicada en el polo opuesto, como ya se dijo, que es Ubu Rey, para continuar
con una pieza del teatro documento de Peter Weiss, El canto del fantoche
lusitano, que trata el tema de la liberación del dominio francés por parte
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121El método de creación colectiva en la propuesta didáctica del maestro
Enrique Buenaventura: anotaciones históricas sobre su desarrollo
111
de Angola y dio como resultado un montaje con una carga escenográfica,
musical y de imágenes teatrales de gran riqueza y lirismo épico.
Este documento, como el anterior, va prefigurando el Método de Creación
Colectiva y ello sucede básicamente porque de cada nueva experiencia, de
cada nuevo montaje, Buenaventura sistematiza cuidadosamente el proceso,
es consciente de la importancia de ir abriendo caminos, de que el trabajo
práctico permite un mejor equilibrio en las relaciones actor-director-autor,
la cohesión del equipo y su interacción bajo un propósito común. El método
encara el texto no como concepto o como literatura, lo hace como conflicto
y al ser problematizado busca la historia, la anécdota, el tema, para, de este
modo, enfrentarlo con el análisis, tanto práctico como teórico. Al respecto,
dice Buenaventura en este documento: “lo importante, sin embargo es que
hemos encontrado un camino para utilizar el teatro universal en la tarea
de crear un teatro propio y hemos ampliado y mejorado ese camino, [...]
finalmente, la reintegración del teatro, estamos luchando por devolverle su
carácter de arte colectivo, pues estamos convencidos de que sólo así saldrá
11
de la profunda crisis en que se encuentra” .
Se podría concluir que el teatro, sin un método de puesta en escena, se
encuentra subordinado a la voluntad de la genialidad del director o a los
embates de la moda y el artificio; sólo con procedimientos estables para la
creación, es decir, con un método, es posible recorrer un camino fructífero
que ofrezca resultados interesantes.
4. CAJA DE HERRAMIENTAS PARA LA CREACIÓN DEL MÉTODO
El Método de Creación Colectiva es un trabajo cuyos avances y anexos
se evidencian en varias publicaciones sucesivas de Buenaventura; una de
las versiones más logradas aparece publicada en Cuaderno Teatral, números
1 y 2, de la Corporación Colombiana de Teatro, en enero y febrero de 1971
y 1972. Este documento, que lleva el título de Apuntes para un Método de
Creación Colectiva (1971), procura ya un trabajo más maduro y claro; en
cuanto a sus objetivos, dice Buenaventura: “el método es la condición ne-
12
cesaria del trabajo colectivo” .
Así las cosas, una tarea de creación artística requiere necesariamente
de un método para su realización; sin embargo, en la historia de nuestro
13
teatro son pocos los métodos propios o las propuestas didácticas para la
puesta en escena; generalmente quedan libradas a la manera particular en
que, con su grupo, procede el director. El método de Buenaventura nace,
así, de una serie de rupturas, de errores y fracasos por los cuales transita
el grupo; una primera ruptura era el cuestionamiento hacia la autoridad
del director, desde las improvisaciones; otra ruptura es la concepción del
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121112
Mario Cardona Garzón
director, que se cuestiona a partir de la etapa analítica del método; de esta
manera, se pasa del estudio cuidadoso y riguroso, que elaboraba el director
para la puesta en escena de una obra, a un análisis del texto colectivamente,
como trabajo de mesa. Dice Buenaventura: “lo primero es leer cuidadosa-
mente el texto en grupo, tratando de entenderlo cabalmente a nivel lexico-
gráfico. Lo segundo es analizar la forma específica de narrar del autor, su
tratamiento del tiempo y del espacio, de los personajes, etcétera. Esto con
el fin de elaborar la fábula, tomando distancia, separándose del ‘estilo’ de la
14
pieza” . Posteriormente, después de elaborada la fábula, el método propone
la preparación del argumento; teniendo estas dos categorías, se procede a
‘sacar’, en palabras de Buenaventura, las fuerzas en pugna; esto impacta de
manera directa la forma de hacer Teatro, es decir, el método; y, en segunda
instancia, revoluciona el papel del actor-intérprete hacia la construcción
de un actor-creador, quien estudia el contexto de la obra, su forma de ser
narrada, los conflictos que en ella se manifiestan para, finalmente, salir a
escena cargado con todo ese andamiaje de saberes.
El método de Buenaventura adjudica unos niveles de segmentación o
Secuencias, unidades mayores de división interna del texto, que se divi-
den en razón al cambio de motivación; de cada una de las secuencias, se
procede, a su vez, a ‘sacar’ las fuerzas en pugna y la motivación que las
enfrenta; posteriormente, se hace una nueva división en la secuencia para
sacar las Situaciones, unidades menores, extraídas durante el análisis; luego
se dividen las situaciones, para obtener las Acciones que también poseerán
fuerzas en pugna y motivación. El proceso didáctico llevado a cabo va de
lo general a lo particular y el análisis permite hacer inferencias a partir de
los conflictos manifestados por los personajes durante la creación.
Se debe resaltar que durante este acercamiento a la obra por parte de los
actores, músicos, intérpretes, escritores, escenógrafos y demás, se produce la
expresión del método, esto es, un grupo de personas que, dejando la idea del
Director como centro, se embarcan en la creación, imaginación, concepción,
producción de la obra, logrando unos aportes multidisciplinarios integrales
y ricos. Se puede ver la propuesta didáctica incorporada por el método como
una composición de estrategias que ubican al sujeto en función del interés
y la pasión por el conocimiento y la creación; se participa allí por interés y
voluntad personales, donde la motivación principal es cómo se puede ser
útil y aportante creativamente al equipo; esto evidencia, entonces, el siste-
ma de co-evaluación, basado en el encuentro entre un actor y sus pares, en
donde se exige a sí mismo y al otro.
En el campo didáctico se despliega también un medio particular del Tea-
tro Experimental de Cali, que consiste en las Sábanas; esto es un conjunto
de cuadros y esquemas, donde es posible establecer los acuerdos que se
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121El método de creación colectiva en la propuesta didáctica del maestro
Enrique Buenaventura: anotaciones históricas sobre su desarrollo
113
construyen en un gran tablero (papel bond pegado en la pared), donde se
trazan dos ejes cartesianos y se empiezan a vaciar los diferentes parámetros
(fuerzas en pugna, secuencias, situaciones, conflictos, etcétera), primero
tentativamente y luego acercándose a logros definitivos, gracias a la dis-
cusión. Se debe señalar que, a diferencia del modelo tradicional, donde el
director era dueño de un saber descargado sobre la pizarra para ser copiado
por sus estudiantes-actores, en este caso el director inicia el tablero y se va
construyendo a muchas manos, con tantas ideas como sean los asistentes;
es, entonces, una suerte de democratización del saber, cuya metodología
permite la pluralidad de aportes. Se emplea como medio didáctico, en esta
etapa, el diario de campo o de montaje, conjunto de notas que día a día
lleva el actor sobre el proceso desarrollado y que puede ser un diario con
los registros propios de cada disciplina.
Se parte, entonces, del texto dramático o el tema escogido como una
analogía de la vida social; ésta será una herramienta que funcionará como
estímulo para el trabajo práctico; la otra es la Improvisación, posibilitadora
de exploraciones de los diferentes momentos encontrados en el análisis.
Así las cosas, se procede de la siguiente forma: el equipo se divide en dos
subgrupos reunidos aparte; cada uno de ellos, y después de discutirlo, llega
a un acuerdo para la realización de una improvisación por analogía de una
de las partes escogidas —situación, secuencia, etc.— . Empezará a funcio-
nar, entonces, una dinámica interna para la construcción del discurso de
montaje consistente en que un equipo ve la improvisación realizada por el
otro equipo, fungiendo como público, tomando notas sobre sus apreciacio-
nes. Después de realizadas ambas improvisaciones, se pasa nuevamente
al Trabajo de Mesa; allí, en las Sábanas, se anotarán los Núcleos, hechos
destacados en la Improvisación, posibles alternativas para el montaje final.
A este proceso de improvisaciones del método se lo denomina la primera
vuelta. En la segunda vuelta del montaje se inicia un proceso de selección
y combinación de todos los núcleos y de todos los hallazgos encontrados
en la primera vuelta y que han sido debidamente registrados.
Como se puede ver, este método busca su propia autonomía, su propio
camino como herramienta de creación artística, frente a las concepciones
tradicionales de lo que significa el teatro en Colombia; como método, tam-
poco se suma a ninguna ideología predominante u opositora, no está al
servicio de los intereses de turno, pero tampoco se asila en el neutralismo o
se expresa como apolítico; propone, sí, una visión del mundo y un concepto
social de la pedagogía; desde su concepción del teatro como arte, es el fin
último en procura de construir una Dramaturgia Nacional.
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121114
Mario Cardona Garzón
De esta manera, el método es, para Buenaventura, un componente ope-
racional, una hoja de ruta, un trazado, un camino; él así lo refiere: como
herramienta. En la redacción que emplea en el primer texto sobre el tema
que publica, Apuntes para un Método de Creación Colectiva (1971), se puede
explicitar un tono didáctico y explicativo en cada una de las fases y etapas
de la propuesta.
Avanzado en el análisis, vemos cómo se reitera el riesgo que represen-
tan, para la creación artística, las concepciones previas, o ideologías, como
decíamos antes; sobre esto, Buenaventura afirmó: “lo que el método busca
es, justamente, criticar mediante el análisis todas las concepciones previas;
evitar, hasta donde sea posible, que la ideología se deslice en el montaje y
17
que el espectáculo sea una ilustración de nuestra ideología” .
Así las cosas, este método no incluye fórmulas generalizadoras, ni sis-
tema paso a paso, ni atajos fáciles en el camino que permitan espectáculos
cargados de grandiosidad, pero también de superficialidad. Del método, se
podría decir que, aunque contiene una estructura común, cada obra montada
reclama un método particular, demandando estudio a profundidad, investi-
gación, diálogo de saberes, experimentación y riesgo, en tanto es posible que
un proyecto no alcance a ver la luz del escenario y sea desechado durante
16
su preparación . En este sentido, el método deberá ser flexible, adecuado
a cada una de las circunstancias pedagógicas enfrentadas y, fundamen-
talmente, el método debe contribuir a resolver problemas en las ciencias
experimentales, en el mundo, en la vida.
Podríamos, entonces, estar hablando de que el método propuesto y de-
sarrollado por Buenaventura estimula la actividad creativa, desarrolla un
trabajo individual en cada una de las especialidades y, finalmente, permite
resolver un problema, que es la Obra de Arte como Creación Colectiva, en
una perspectiva contraria de la creación individual bajo la concepción del
director. De esta manera, el método de Buenaventura se inscribe dentro de
la categoría de los métodos de enseñanza problémica, en cuanto entiende
el conocimiento como contradictorio, pues parte de una opción dialéctica
que entiende el texto dramático como conflicto, como enfrentamiento de
fuerzas en pugna.
5. VENTANA A EUROPA: EL MÉTODO VERSIÓN MADRID
En diciembre de 1973, Enrique Buenaventura ofreció un seminario en
Madrid, hizo allí una presentación de las principales etapas del Método de
Creación Colectiva y propuso una serie de esquemas y un glosario con su
17
terminología . Estas notas son interesantes puesto que fueron transcriptas
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121El método de creación colectiva en la propuesta didáctica del maestro
Enrique Buenaventura: anotaciones históricas sobre su desarrollo
115
del Seminario realizado por Buenaventura y tienen un carácter de síntesis
del método, aunque conservan, por su calidad de reelaboración, un carác-
ter coloquial, en donde se cuentan anécdotas y vivencias desde donde se
ejemplifica. Reviste importancia el apartado dedicado al juego, para lo cual
dijo Buenaventura: “consideraremos dentro de nuestro trabajo de análisis, la
improvisación como un método de juego. Un juego en el que juega la vida.
De éste ‘jugar de vida’ surgen muchas alternativas-núcleos- que nos servirán
18
para llevarlas al montaje de la obra” . En la medida en que se relaciona la
Improvisación con el Juego, se le atribuye al primero un carácter pedagógico
y al segundo uno didáctico, así como un alto nivel de imprevisibilidad, que
requerirá de reglas regularizadoras.
Importante, también, anotar que la Improvisación establece una dinámica
en el Juego, en donde es pertinente una cierta estabilidad y conocimiento
entre sí del equipo ejecutante, en tanto se establece un conjunto de percep-
ciones únicas para ese equipo; así, a partir de gestos, miradas, actitudes,
ritmos, movimientos corporales o silencios, es posible desarrollar un Juego
altamente creativo, que siempre terminará convirtiéndose en insumo para
el discurso de la puesta en escena y se moverá por caminos diferentes, una
y otra vez sea reiniciado.
Algo para resaltar aquí es que estas notas van acompañadas, por primera
vez, de una parte denominada Terminología, y ésta constituye la definición
precisa de los conceptos y categorías empleados en el método, que, por de-
más, dan cuenta del nivel teórico alcanzado en tanto construyen un nuevo
lenguaje, como parte del Nuevo Teatro Colombiano, con unos modos de
expresión y unos términos significantes.
6. A UN PASO DEL UMBRAL: EL MÉTODO, ÚLTIMA VERSIÓN
En los meses de junio, julio y agosto de 1975 se realiza, por parte de
la comisión de publicaciones del TEC, una actualización del método, que
tendrá por título Esquema general del Método de trabajo colectivo del TEC;
en éste, el texto dramático de La Maestra, aparece como anexo al documento
central, que anuncia que, a modo de complementación, y mediante textos
anexos, se va a hacer aclaración de ciertos aspectos prácticos y de otros
conceptuales.
De este modo, se desprenden tres textos, que aparecen para complementar
el mencionado arriba: Notas sobre el Método (La analogía); igualmente, el
texto Anexo número 2, el cual presenta un ejemplo del proceso de la impro-
visación y del acercamiento al texto; y, además, el texto Anexo número 1, que
corresponde a Dramaturgia: construcción colectiva de un texto dramático.
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121116
Mario Cardona Garzón
Este conjunto de escritos constituyen la esencia del Método de Creación
Colectiva concebido por Enrique Buenaventura, planeado a lo largo de una
década, puesto a prueba, corregido, para finalmente ser presentado en su
versión definitiva en el año de 1975.
En el Texto Anexo número 2, el método aparece como un componente
operacional, una hoja de ruta, un trazado, un camino; él lo refiere así como
herramienta, y al respecto, dirá:
es una herramienta que estamos haciendo en grupo y cuya his-
toria es la historia de las obras que montamos. Se fue forjando
en el mismo trabajo. Durante mucho tiempo aparecía como una
herramienta propia del director. Hoy en día es, consciente en cada
actor, la necesidad de conocer el método, de hacerlo suyo. Solo si
el método es conocido y manejado por todos los integrantes del
grupo y aplicado de modo colectivo, se garantiza una verdadera
19
creación colectiva .
En este sentido, el método es la condición necesaria del trabajo colectivo,
en tanto cuando se lleva a escena una obra teatral se ponen en juego mu-
chos lenguajes. De esta manera, el método es una necesidad del trabajo, una
manera de organizarlo y realizar un salto cualitativo y una transformación
de los procesos anteriores de montaje, lo que significaba una mudanza y
evolución de los conceptos trabajados antes.
El método se propone, en un primer momento, ir de lo particular a lo
general y de lo general a lo particular; para lograr este propósito se plantean
los siguientes pasos:
1. Análisis del texto, que es fundamentalmente un análisis dramático que
permita la construcción del discurso del montaje.
2. La trama y el argumento. La primera pretende identificar el orden crono-
lógico y causal de los acontecimientos; el segundo pretende identificar
los acontecimientos del modo en que son expresados por el autor.
3. Tema central, que se identifica a partir de definir las fuerzas en pugna
generales y el conflicto que las enfrenta.
4. División del texto en secuencias, situaciones y acciones. Las secuencias
corresponden a divisiones mayores del texto; se identifican por el
cambio en la motivación; la situación es una unidad menor de división
incluida en la secuencia y que se determina por el cambio de una de
las fuerzas en pugna; la acción es la unidad básica de conflicto, una
situación puede estar constituida por una o más acciones.
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121El método de creación colectiva en la propuesta didáctica del maestro
Enrique Buenaventura: anotaciones históricas sobre su desarrollo
117
5. La improvisación es la herramienta básica para la construcción del
discurso de montaje; se propone ser trabajada a partir de la analogía y
recorrer cuidadosamente las acciones, situaciones y secuencias.
6. Acercamiento al texto. En esta etapa se procede a lo que Buenaventura
denomina “la primera vuelta de montaje”, lograda a partir de identificar
los núcleos constitutivos de cada una de las improvisaciones y que van
adquiriendo una construcción de imágenes teatrales para el discurso
del espectáculo.
7. Segunda vuelta, es el momento en el cual se trabaja con la totalidad
bocetada del discurso de montaje; empiezan a usarse los textos exactos
y a definirse los cambios de texto.
En Notas sobre el método, Buenaventura se propone, en cuatro apartados,
estudiar aspectos puntuales del Método de Creación Colectiva. Para el prime-
ro, La analogía, dice que se trata de crear una situación semejante a aquella
planteada en el texto; su materia constitutiva es la acción y se desarrolla por
medio de la improvisación. El segundo, La improvisación, propone que des-
pués del análisis teórico de un texto viene su análisis práctico en el periodo
de improvisaciones. El tercer título Acercamiento al texto, se divide en tres
partes: a) análisis, b) improvisación y c) elaboración, artificio y montaje; de
tal manera que la resultante de trabajar dialécticamente estos tres aspectos
hace del montaje una síntesis. En el cuarto y último título, Boceto interno y
boceto externo, se aclara que el boceto interno es la ordenación y concate-
nación de los símbolos e imágenes encontrados en las improvisaciones, y
el boceto externo sería, pues, una construcción desde afuera.
Por otro lado, en el Texto Anexo 2, Buenaventura propone un ejemplo del
proceso de acercamiento al texto a partir de la improvisación; del proceso
modélico planteado, el Maestro Buenaventura propone unas conclusiones
generales sobre la base de oponer la situación virtual y la situación analógica.
Finalmente, Buenaventura propone la segunda vuelta como la conclusión
de este taller; entonces, si en la primera vuelta se logra elaborar los bocetos
de las acciones, la segunda vuelta introduce, sobre todo, el problema de
los personajes.
CONCLUSIONES
Se quiere destacar la contribución que hace Buenaventura en el panorama
de los métodos existentes para la enseñanza del teatro en Colombia y resaltar
la diferencia propuesta por él mismo entre un método para la formación
de actores y un método para la Creación Colectiva, el cual, a su vez, como
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121118
Mario Cardona Garzón
proceso, forme los actores. También es pertinente señalar la relevancia que
tiene, para el teatro latinoamericano, la existencia de un método colectivo en
un contexto históricamente individualista; hoy en día se continúa trabajando
desde la perspectiva del director y de su método, generando tantos métodos
como directores en ejercicio haya, lo cual va en detrimento del estatuto que
debe adquirir el teatro como disciplina artística con reglas, normas, objetos
de estudio, epistemología, método propios.
En el caso de Buenaventura, se evidencia un afán de perdurabilidad
en las obras, la democratización de los métodos, la construcción de una
obra y de un tipo de personajes paradigmáticos que nos puedan identificar
en el ámbito teatral, como es el caso del Buscón de Quevedo, Hamlet de
Shakespeare, el Pícaro de Cervantes y de Lope, Colombina y Arlequín de
la Comedia dell` Arte, por mencionar solo algunos, que, para nuestro caso
colombiano, correspondería a un pícaro o traqueto, fenómeno acuciante de
esta modernidad e instalado en una ideología de la sobrevivencia, el nego-
cio y enfrentamiento de múltiples adversidades; pero también, y como lo
deja ver el trabajo de Buenaventura, es urgente caracterizar personajes que
construyan nuestra identidad, como en el caso de Peralta de Carrasquilla,
los soldados de Cepeda Samudio, la vieja del entierro de Buenaventura,
inspirada en la Mama Grande, los mendigos de El Menú, metáfora de nuestra
clase política, entre otros, que configuran un sistema de valores simbólicos
fundamentales en la identificación de nuestra cultura e historia, permitiendo
la definición de un conjunto de personajes característicos de una identidad
para el teatro colombiano.
Ahora, esta preocupación de buscar una identidad no es exclusiva de
los personajes representados, pues se materializa, de una manera mucho
más sistemática y recursiva, en la propuesta de un método alrededor de las
experiencias de nuestro propio teatro; si bien Buenaventura fue un gran
conocedor del teatro universal y de los métodos de los grandes maestros,
hubo un momento en el cual sintió la necesidad de hacerse a un lado para
construir su propio camino, que fue durante mucho tiempo el propio camino
de la enseñanza teatral en Colombia (entre 1955 y 1985).
Este Método de Creación Colectiva tiene varios elementos diferentes a
los que hasta ese momento se habían aplicado en la enseñanza teatral en
el país. El primero de ellos es su sistematicidad, dinamismo y desarrollo,
que se irá complejizando como corresponde a todo sistema y como lógica
natural de un producto reflexionado y creado paso a paso; de esta manera,
podemos encontrar en él un sistema articulatorio vinculante de los diferen-
tes momentos que, aunque autónomos, están necesariamente en relación
con el objetivo general de producir una síntesis en el montaje teatral; de
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121El método de creación colectiva en la propuesta didáctica del maestro
Enrique Buenaventura: anotaciones históricas sobre su desarrollo
119
esta manera, se pueden aislar partes constitutivas de ejemplos y ejercicios
modélicos para la aplicación del método.
Pero el Método de Creación Colectiva también es una herramienta que
se soporta en una perspectiva política planteada por Buenaventura, quien
tuvo la necesidad de reflexionar críticamente y conocer nuestras tradicio-
nes, sobre todo culturales, lo cual significó una indagación en la historia
y sus diferentes periodos, rastreando, en el teatro precolombino, el de la
Conquista y la Independencia, las características de nuestro teatro, como
forma de identidad y siempre viendo el pasado como atributo del presente,
como material de trabajo cotidiano para la construcción de nuevas obras,
de nuevas creaciones.
La concepción del método está permeada por el desarrollo de disciplinas
de las Ciencias Sociales (historia, filosofía) y de la comunicación (lingüística,
análisis literarios), es decir, el método no nace aislado, pues es un esfuerzo
colectivo por categorizar un procedimiento para la puesta en escena, pro-
curando objetivizar lo que de subjetivo tiene la creación artística y, de este
modo, brindar, al movimiento del Nuevo Teatro Colombiano, un método
de análisis estructurado para posibilitar la apropiación de nuestra realidad
y la creación de otras.
En conclusión, y para dar mayor claridad a los planteamientos anteriores,
a continuación se presenta una comparación* en la cual se evidencian las
oposiciones y cambios que se generaron en la manera de producción de un
espectáculo teatral a partir de la implementación que hace Buenaventura
de los procesos involucrados en el Método de Creación Colectiva:
Oposiciones significativas en los procesos de trabajo*
Producción sin método (antes de 1972)
Producción con método (después de 1972)
Interpretación del personaje Creación del personaje
Encarnación
Rite of passage
Estado alterado Construcción del personaje
Compañía Grupo
Ensayo memorístico
Estar en situación Ensayo
Taller, laboratorio
Individualismo creativo
Concepción de divos y divas Lo individual incursiona en lo colectivo
Tiene valor el equipo
Trabajo de mesa
Análisis literario
Análisis interpretativo Trabajo de mesa
Análisis dramático para la construcción del
discurso de montaje
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121120
Mario Cardona Garzón
El director es visto como autoridad jerár-
quica El director es visto como autoridad por sus
argumentos y es autoridad en tanto lidera
un proceso
Concepto del director Concepto del grupo construido colectiva-
mente
Improvisación para ilustrar concepciones
del director o de los actores Improvisación, como herramienta de tra-
bajo con base en el juego, para desmontar
concepciones ideológicas
Puesta en escena Discurso de montaje en el espectáculo
Texto representado Texto creado
El público es un espectador pasivo El público es un elemento activo de la pues-
ta en escena
NOTAS Y CITAS
* Este artículo es producto de la tesis doctoral titulada: Aportes pedagógicos del Maestro Enrique
Buenaventura (1958-2003) a la educación teatral en Colombia.
1. ÁLVAREZ DE ZAYAS y GONZÁLEZ (2002). Didáctica General. Medellín: Editorial Magisterio,
p. 52.
2. BUENAVENTURA, Enrique (1986a, agosto- diciembre). Programa Académico del Taller Central.
Cali, p. 29.
3. BUENAVENTURA, Enrique. (1966b) “Cómo se monta una obra en el TEC”, en: Revista Letras
Nacionales. No. 8, (mayo- junio), p. 30.
4. Ibid.
5. BUENAVENTURA, Enrique (1966a). Carta a los nuevos directores de obras del TEC. Cali: (s.p.i.),
p. 1.
6. Ibid., p. 1.
7. Ibid., p. 5.
8. Ibid., p. 6.
9. BUENAVENTURA, Enrique (1968). Utilizar el teatro universal para crear un teatro propio. Cali:
(s.p.).
10. Ibid.
11. Ibid.
12. BUENAVENTURA, Enrique (1975c, enero- febrero). Apuntes para un Método de trabajo colectivo
del TEC. Cali. (s.p.i.).
13. Hablamos del método de Stanislavsky, posteriormente de Bertolt Brecht, la adecuación que hace
Lee Strasberg de las acciones físicas de Stanislavsky, el método de Augusto Boal, el método de
Grotowski, la metodología del Odín Theater. Como se puede ver, sólo uno de ellos latinoameri-
cano.
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121El método de creación colectiva en la propuesta didáctica del maestro
Enrique Buenaventura: anotaciones históricas sobre su desarrollo
121
14. BUENAVENTURA, Enrique (1975c, enero- febrero). Apuntes para un Método de trabajo colectivo
del TEC. Cali: (s.p.i.).
15. Ibid.
16. Varias de estas experiencias no vieron la luz del público o no pasaron del primer ensayo gene-
ral; es el caso de Don Juan Tenorio, La indagatoria, El menú, Cristóbal Colón (que tuvo una sola
función y fue en la ciudad de Medellín), entre otras.
17. BUENAVENTURA, Enrique (1975). “Proyección del trabajo. Notas sobre el Método. TEC”, en:
Trabajo Teatral, Cali, No. 4, (enero-febrero), p. 7.
18. Ibid.
19. BUENAVENTURA, Enrique (1974a, octubre- noviembre- diciembre) Anexo número 2: ejemplo
del proceso de la improvisación y del acercamiento al texto. Cali: Seminario de la Regional de
occidente de la CCT, p. 1.
BIBLIOGRAFÍA
ÁLVAREZ DE ZAYAS y GONZÁLEZ (2002). Didáctica General. Medellín: Editorial Magisterio, 121 p.
BUENAVENTURA, Enrique (1966b) “Cómo se monta una obra en el TEC”, en: Revista Letras Nacio-
nales. No. 8, (mayo-junio), pp. 28-32.
____________ (1966a). Carta a los nuevos directores de obras del TEC. Cali: (s.p.i.).
____________ (1968). Utilizar el teatro universal para crear un teatro propio. Cali: (s.p.i.).
____________ (1974). Ejemplo del proceso de la improvisación y del acercamiento al texto. Cali: (s.p.i.).
____________ (1974). Anexo número 1: (dramaturgia: construcción colectiva de un texto).Cali: (s.p.i.).
____________ (1974a, octubre-noviembre-diciembre) Anexo número 2: ejemplo del proceso de la impro-
visación y del acercamiento al texto. Cali: Seminario de la Regional de occidente de la CCT.
____________ (1986a, agosto-diciembre). Programa Académico del Taller Central. Cali: (s.p.i.). 4 p.
____________ (1975) “Proyección del trabajo. Notas sobre el Método. TEC”, en: Trabajo Teatral, Cali,
No. 4, (enero-febrero), pp. 37-57.
____________ (1975b). Esquema general del Método de trabajo colectivo. Cali: (s.p.i).
____________ (1975c, enero-febrero). Apuntes para un Método de trabajo colectivo del TEC. Cali: (s.p.i.).
BUENAVENTURA, Enrique y VIDAL, J. (1971) “Apuntes para un Método de Creación Colectiva”, en:
Trabajo Teatral, Cali, No. 1-2, pp. 44-95.
Rhec Vol. 12. No. 12, año 2009, pp. 105-121

Un Dios Salvaje Yasmina Reza

Un Dios Salvaje
Yasmina Reza
Adaptación

Personajes:
Rebeca Sanchez
Miguel Sanchez
Ingrid Parisi
Mauricio Parisi


Escena  1

Rebeca:-El 11 de enero, a las 2:30 pm...Ustedes harán su propia declaración, ésta es la nuestra. Luego de una disputa verbal en la entrada del Colegio San Patricio, Tomas Parisi, de 7 años y armado con una rama, golpeó a nuestro hijo,Emilio Sanchez, en la cara. Además de la hinchazón y el moretón en el labio superior de Emilio, este hecho también ocasiono dos incisivos rotos, incluyendo daño al nervio incisivo derecho.

Mauricio: ¿’’Armado’’?

Rebeca: Armado ¿No les gusta armado? Miguel ¿Que podemos decir...? ¿Llevando? …¿Sosteniendo? ...

Miguel: ¿Llevando una rama? ¿Si?

Mauricio: Y, Llevando

Rebeca: Es irónico...( mientras corrige la palabra con un tono imperceptible) Yo que pensaba que cambiándolo al colegio San Patricio iba a estar mas seguro que el anterior. (se termina de imprimir el papel que estaban redactando y se lo entrega al matrimonio.

Miguel: Si, siempre pensamos que iba a estar seguro en ese colegio.

Rebeca: Si…  Aquí tienen, gracias. Muchas gracias por venir. Esto es mucho mejor que caer en esa mentalidad confrontativa.

Ingrid: No, esta bien, gracias a ustedes.

Rebeca: Bueno, mas alla de los agradecimientos, que por cierto, creo innecesarios, por suerte, todavía algunos defendemos los valores de la comunidad.

Mauricio: Cierto, aunque los chicos todavía no tengan en claro ese concepto.

Nancy:  Es cierto.

Alan: Quiero decir, nuestro hijo.

Nancy: Claro, nuestro hijo. Esos tulipanes son hermosos.

Penélope: Son de la florería de la Bv San Juan

Nancy: si, claro (desinteresada)

Penélope: Si, traen los tulipanes directo desde Holanda. Veinte dólares el ramo

Nancy: ¿En serio?

Nancy: Si, si… Bueno… entonces, ¿Qué hay del dientito del nervio dañado?

Penélope: Bueno todavía no lo sabemos, hay cierta duda sobre el diagnostico. Aparentemente el nervio no esta completamente expuesto.

Miguel: Solo una parte está expuesta.

Penélope: Hay una parte que esta expuesta y una parte que sigue protegida. Por ahora no se lo van a extraer

Miguel: - Quieren darle una oportunidad al diente.

Penélope: Si, nos encantaría evitar un tratamiento de conducto

Nancy: Por supuesto.

Penélope: Hay un período de observación, durante el cual le dan al nervio la oportunidad de sanar.

Miguel: Mientras tanto, va a necesitar coronas.

Penélope:- De todos modos no puede tener implantes hasta los 18.

Miguel: - No, no puede.

Penélope: Si… solo puedes poner implantes una vez que dejaron de crecer.

Nancy: Bueno, esperamos que todo salga bien.

Penélope: Nosotros también lo esperamos. Y con respecto a su hijo, Emilio no quería delatar a Tomas

Miguel: No, no quería.

Penélope: Fue increíble ver, a ese chico...sin rostro, sin dientes. El no quería hablar.

Nancy: Me imagino.

Miguel: El no quería delatarlo. Sus amigos lo hubieran tratado de boton. Seamos realistas Rebe no era una cuestión de honor.

Penélope: No estoy muy de acuerdo Miguel, sabes que para mi, el honor depende de un contexto social.

Nancy: Entonces ¿Al final como consiguieron el nombre de Tomi?

Penélope: Le explicamos a Emilio, que protegiendo ese chico, no lo estaba ayudando.

Miguel: Le dijimos que si ese chico podía pegarle a la gente y salirse con la suya, ¿Por qué el tendría que callarse?

Penélope: Le dijimos que si fuéramos los padres hubiéramos querido saber.

Nancy: por supuesto

Alan: Si, discúlpenme un segundo, ¿Si, Javier? . Bueno, gracias por responderme. Salio en el diario de esta mañana. Ya te lo leo. ‘’De acuerdo a un estudio publicado por la revista Pro-Medic, dos investigadores chilenos han identificado efectos secundarios neurológicos en el medicamento de  contra la hipertensión, Antril, incluyendo perdida auditiva y ataxia’’. ¿Quién carajo hace el seguimiento de la prensa ? Te metiste en un quilombo. No, no. Mi problema es la Sociedad Americana de Microbiología. Tienen un encuentro anual de accionistas en dos semanas. ¿Organizaste un fondo para litigios? No estoy seguro. Tengo que averiguar. Javier, Javier. Habla con Relaciones Públicas. Averigua si fue levantado en otro lado y llamame de nuevo. Bien. disculpen.

Miguel: ¿Así que Usted es un...?

Alan: Abogado.

Nancy: ¿Y Ud.?

Miguel: Tengo un negocio. Rebe es escritora, trabaja a la mañana en una librería, en la sección de arte e historia

Nancy: ¿Escritora?

Penélope: Bueno, coescribí un libro de la civilización Sabaena. Usando artefactos que fueron recuperados tras el conflicto entre Etiopia y Eritrea. Pero en este momento estoy trabajando en un libro sobre la tragedia de Darfur.

Alan: ¿Se especializa en África?

Penélope: Estoy interesada en esa parte del mundo. Si.

Nancy:- ¿Y tienen más hijos?

Penélope: Constanza. Tiene 9 años. Esta muy enojada con su padre porque se deshizo del hámster anoche.

Nancy: ¿se deshizo del hámster?

Miguel: Si... la cosa estaba haciendo mucho ruido a la noche. Duermen durante el día. Estaba enloqueciendo a Emilio, el no soportaba el ruido que esa cosa estaba haciendo. Miren no me importa decirlo, había estado esperando deshacerme de esa cosa por mucho tiempo. Asi queme harto y lo deje en la calle.

Nancy: ¿Lo dejo en calle?

Miguel: Me imagine que era un animal de cloaca, pero la cosa estaba muerta de miedo en la vereda, la verdad es que no son mascotas y tampoco son salvajes. Si los dejas en medio del bosque, siguen sin ser felices. No se donde se supone que viven.

Nancy: ¿Y simplemente lo dejo afuera?

Penélope: Si, así es. Y trato de convencer a Constanza que el hámster había escapado, lo cual, por supuesto, no se iba a creer.

Alan: Y esta mañana, ¿ya no estaba?.

Miguel: No.

Penélope: ¿que hace usted? ¿A que se dedica? ( a nancy)

Nancy: Soy gerente bancaria.

Penélope: Dejen que…. Voy a ser directa. ¿Podría Tomas disculparse con Emilio?

Alan: Claro, sería bueno que hablaran.

Nancy: No, tiene que disculparse, Mauricio. De hecho, tiene que pedir perdón.

Alan: Si, probablemente.

Penélope: Bueno… pero ¿está arrepentido?

Alan: - No se da cuenta lo serio que fue, tiene 7 años.

Penélope: Bueno, no es un bebe.

Miguel: Tampoco es un adulto. Disculpen, nos olvidamos de preguntarles si quieren un poco de café o te. ¿Quedo algo de tarta de fruta Rebe? Hace una tarta espectacular.

Alan: ¿Tiene café instantáneo?

Miguel: Claro.

Alan: Aceptaría una taza.

Nancy: Un vaso de agua.

Miguel: Yo también voy a tomar café Rebe. Y trae la tarta. vengan, pasen. Por favor. Por favor, siéntense. Tomen asiento.

Alan: Gracias.

Escena 2

 Miguel: Si..Tienen que probar la tarta. ¿Dónde está?

Penelope: Lo pusiste en la heladera. No se, en qué idioma tengo que hablarle a esa mujer.

Miguel: Linda pareja.

Penelope: Muy. ¿Le decis a todo el mundo que soy escritora?

Miguel: Sos escritora. Escribiste un libro.( vuelve con el pastel donde están los invitados)

Escena 3

Miguel: Esta tarta no es fácil de hacer.

Alan: Y usted ¿Qué vende?

 Miguel: Cosas decorativas, cerraduras...

Nancy: Así, gracias.

Miguel: Equipos de cocina, como ollas, sartenes, woks de teflón , con tapa sin tapa, mango largo corto, también herramientas para la casa es  como un Polirubro.

alan: ¿Le va bien?

michael: No es que sea algo extraordinario, nos estaba llendo bien, pero con el tema de las importaciones, esta complicada la cosa, no llega mucha mercadería y viste, con la inflación la gente no compra mucho pero… mientras me levante por las mañanas con mis catalogos , vivo

alan: ah…

nancy:  y cuando vió que el hámster tenía miedo, ¿Por qué no lo trajo a casa?

michael: Porque no toco esas cosas.

nancy: Lo puso en la calle

michael: Estaba en una jaula cuando lo deje. No hay forma que los toque.

penelope: ¿Azúcar?

alan: Sin azúcar. ¿Qué tipo de tarta hace?

penelope:  De manzana y pera.

Nancy:¿Manzana y pera?

Penélope: Si, es…ya sabe...Es una receta mía. Pero es una pena que esté frío.

Nancy: Manzana y pera...No lo probe nunca.

Penélope: hay varias recetas de tortas de manzana y pera

Nancy:  ¿en serio?

Penelope: Si el secreto de esta, es que se cortan mas grandes las peras que las manzanas porque se cocinan más rápido.

Nancy:  ahh, mira.

Michael: Ese no es el verdadero secreto.

Penelope: Dejalos que lo prueben.

Alan: Muy rico, muy muy rico

Nancy: Delicioso.

Penelope: Yoghourt de vainilla.

Nancy: Yoghourt! Mira que raro.

Penelope: Bueno, es como la de repostería, pero modificada...su madre me dio la idea.

Alan: Bueno, por lo menos vamos a sacar una nueva receta de todo esto.

Penelope:  Ojala mi hijo no hubiera perdido 2 dientes en el proceso.

Alan: No, yo...disculpen. (al teléfono) ¿Javier? No, no mandes cartas a la editora. ¿Estaba programado? ¿Que son esos desórdenes? ¿Y con dosis normales? ¿Hace cuánto sabes esto? No es mucho tiempo…

Nancy: Mau...te estamos esperando.

Alan: Bien, ya te llamo. Un segundo (llama) Daniel, ya sabían del riesgo hace dos años y medio. Por un reporte interno.. Dan mareos, desmayos, vomitos ... Te sentís como si estuvieses borracho. tenemos un millón. ¿Me escuchaste? Y lo voy a negar! No tiene sentido mandarle una carta a la editora. No escribiremos una carta. Por otra parte. Si vemos que se pone feo. Avisamos a la prensa como si alguien hiciera falsos rumores a 2 semanas de la junta de accionistas. El me va a volver a llamar. Bien. Estoy tan ocupado que casi no tuve tiempo de almorzar.

Michael : Tome más...sírvase. Vamos...no,no tome, sírvase mas

Alan: Disculpen... ¿En dónde estábamos?

Penélope: Decíamos que hubiera sido mejor conocernos en otras circunstancias.

Alan: (a penelope) Que rica torta... ¿Fué tu madre?

Penelope: No, la de él. ( a Michael)

Michael: La receta de mi vieja,  pero Rebi  la cambio.

Penélope: Tu madre no lo hacia de manzanas y peras.

Michael: no

Penélope: Ella está a punto de hacerse una operación.

Nancy: ¿en serio? ¿De qué?

Penélope: Tiene una Hernia en la rodilla.

Michael: van a ponerle una prótesis de polietileno y metal y le preocupan los restos de esa prótesis después de la cremación.

Penélope: Miguel, no seas malo.

Michael: No quiere que la entierren junto a mi viejo, quiere que la cremen. Y ponerla cerca de su madre que esta solita.

Nancy: Estamos agradecidos por su buena onda...Sabemos que quieren aplacar la situación, para no empeorarla.( se levantan para irse)

Penelope: Es lo menos que podemos hacer.

Michael: Si...

Nancy: Muchos padres se ponen del lado de los hijos y se portan igual. Si Emilio le hubiera roto 2 dientes a Tomas. Seguro que hubiéramos tenido una reacción natural. No lo habriamos visto con tanta perspectiva.

Michael: Seguro que si.

Alan: tiene razón, yo tampoco

Michael: Seguro, porque sabemos que pudo haber pasado al revés.

Penelope: ¿Qué dijo Tomas de todo esto?

Nancy: El no habla mucho. Está un poco preocupado, supongo.

Penelope: ¿Se da cuenta que desfiguró a un compañero de escuela?

Alan: No, no se da cuenta que desfiguro a un compañero de la escuela.

Nancy: ¿Por qué dices eso? Claro que se da cuenta.

Alan: Se da cuenta que no puede ser violento,  no que ha desfigurado a alguien.

Penelope: No le gusta la palabra, ami me parece apropiada.

Alan: Mi hijo no desfiguró a su hijo.

Penelope: Si lo hizo. Vuelvan después de la escuela para verle la boca y los dientes.

Michael: Momentaneamente desfigurado.

Alan: Su boca va a estar bien cuando se deshinche y  en cuanto a los dientes, nosotros nos ocupamos de los gastos.

Michael: Nosotros tenemos seguro. Lo que queremos es que los niños hagan las paces. Para que esto no vuelva a pasar.

Nancy: Hagamos una reunión.

Michael: Si

penelope: ¿Y nosotros tenemos que estar ahí?

Alan: No es necesario, que lo arreglen como hombres.

Nancy: ¿Qué hombres, Mauricio? No seas ridículo. Por otra parte...probablemente, es mejor que no estemos nosotros.

Penelope: Lo importante no es que si estemos o no. Es si ellos  quieren arreglar todo esto.

Michael: Emilio quiere.

Penelope: ¿Tomas quiere?

Nancy: No va a tener otra opción.

Penelope: Tiene que nacer de él.

Nancy: Tomas es muy impulsivo, no pretendamos que lo entienda.

Penelope: A ver si me entienden, si Tomas ve a Emilio porque es obligado o porque ustedes  lo ponen como un castigo no veo que saquemos nada positivo en eso.

Alan: Sra. Sanchez,  nuestro hijo es un maniático. Si usted espera alguna disculpa espontanea por parte de él, esta soñando. Disculpen, de verdad tengo que volver a la oficina. Ingrid, quédate y me avisas que deciden. De todas formas no soy útil, las hembras son las que piensan.

Nancy: Disculpen, pero tampoco me puedo quedar. Mi marido nunca fue un papá que le gusta llevar el cochecito.

Penelope: Es una pena, porque a Michael siempre le ha encantado cuidar a los niños.

Michael: Seguro.

Penelope: Entonces...¿Qué decidimos?

Nancy: ¿Pueden venir a nuestra casa a las 7:30 con Emilio?

Penelope: ¿7:30 está bien?( a Michael)

Michael: Si quieren mi opinión...

Penelope: Si, por favor.

Michael: Creo que Tomas tendría que venir a casa.

Penelope: Yo estoy de acuerdo.

Michael: La víctima no es quien debe hacer el viaje.

Alan: No puedo estar en ningún lado a las 7:30.

Nancy: y quien te necesita?

Penelope: En serio, creo que es importante que venga el padre.

Alan: Esta noche no.( al teléfono) ¿Hola?

Nancy: ¿Mañana?

Alan: Lo siento...¿Me escuchas ahora? No hay nada en el reporte anual.
El riesgo no estaba oficialmente establecido. No hay pruebas. Llámame de nuevo.

Penelope:  ¿Mañana?

alan: Mañana voy a estar en Chile.

Michael: ¿Tiene negocios en Chile?

Alan: En Santiago.

Nancy: Lo principal es que los niños hablen. Yo vengo a las 7:30 con Tomacito, y que ellos se arreglen….No se ve convencida.

Penelope: Si obligan a Tomas a venir y no aprende a asumir la responsabilidad. Cuando se enfrenten va a ser un desastre

Alan: ¿asumir su responsabilidad, Sra. Sanchez  de qué me esta hablando?

Penelope: Estoy segura que su hijo no es un maniático.

Nancy: Tomas no es ningún maniático.

Alan: Si lo es.

Nancy: Mauricio, no seas idiota, ¿Por qué decis eso?

Alan: Porque lo es.

Michael: ¿Cómo explica lo que hizo?

Nancy: No habla de eso.

Penelope: Debería hablar de eso.

Alan: Son muchos ´´deberia´´...Debería venir, debería hablarlo, debería sentirlo, debería arrepentirse.. solamente intentamos seguirle el ritmo, no nos exiga tanto!.

Michael: Oiga! Vamos...¿Qué está pasando?¿De qué es todo esto?

Penelope: Me refería a Tomas, no a el.

Alan: Ya entendí.

Nancy: Mauricio.

Michael:¿Quieren más café? Tengo café colombiano.

Nancy: Cafe...gracias.

Alan: Está bien.

Michael: Yo lo hago Rebe.

Escena  4

Nancy: Veo que le gusta el arte.

Penelope: Si.

Nancy: ¿Bacon?

Penelope: Si, Bacon.

Nancy: La crueldad en su explendor.

Penelope: Caos...balance. ¿A Tomas le interesa el arte?

Nancy: No tanto como debería, ¿Sus hijos si?

Penelope: Bueno...tratamos de compensar las carencias del sistema educativo.

Nancy: Claro.

Penelope: Los llevamos a conciertos, galerías...Para mí la cultura puede ser una fuente de paz.

Nancy: Tiene razón.

Michael: ¿lo que comimos es una torta o una tarta? Estaba pensando eso en la cocina.¿Por qué no es una torta? No deje este pedacito. Tome. Coma.

Penelope: La tarta alemana es una tarta, no puede ser una torta, porque la torta tiene capas, bizcochuelo, crema, durazno por ejemplo, no tiene capas.

Alan: Es una chef gourmet.

Penelope: Me gusta cocinar. Claro, es algo que tenes que hacer con amor. Para mi, la tarta no tiene capas definitivamente.

Michael: ¿Y Uds. tienen más hijos?

Alan: Yo tengo otro hijo, de mi matrimonio anterior.

Michael: Se que no es importante, pero...¿Saben por qué discutieron? Porque Emilio no dijo nada.

Nancy: Emilio no dejó que Tomas formara parte de su barrita.

Penelope: ¿Emilio tiene una barra?

Alan: Y le llamo boton,.

Penélope: ¿Sabías que Emilio tiene una barra?

Michael: no, Pero me encanta saberlo.

Penelope: ¿Por qué te encanta?

Michael: Yo tuve una. Era el líder.

Alan: Yo también.

Penelope: ¿Qué hace un líder de una barra?

Michael: Tenes unos cuantos chicos que sacrificarían todo por vos, y eso...Como He-man.

Alan: Exactamente como He-man.

Penelope: ¿Quién sabe de eso a estas alturas?

Alan: Son como los caballeros del zodiaco o cualquier otro.

Penelope: Aparentemente, saben más que nosotros. Parece que Tomas no es tan callado como decían. ¿Por qué le llamo boton? es una pregunta tonta. No tiene sentido, no nos importa.

Nancy: No vamos a meternos en las cosas de los niños. No es nuestro problema.

Penelope: Es cierto. Nuestro problema es este Desafortunado incidente. La violencia.

Michael: Cuando yo era el líder, le gane una pelea a Pablito Gonzales . Fue justa. Era más grande que yo.

Penelope: ¿Y que tiene que ver eso?

Michael: Nada.

Penelope: Esto no fué una pelea justa. No estaban peleando.

Michael: Me estaba acordando de eso.

Alan: No es muy diferente.

Penelope: ¿Disculpe? Si hay diferencia.

Michael: Hay diferencia.

Alan: ¿Cuál es?

Michael: Pablito y yo acordamos la pelea.

Alan: ¿Lo golpeó fuerte?

Michael: Un poco.

penelope: Basta con eso. No importa Pablito Gonzales ¿Le importaría si yo hablo con Tomas?

Nancy: Claro que no.

Penelope: Nunca lo haría sin su permiso.

Nancy: No. Hable con el. Estamos de acuerdo.

Alan: Buena suerte.

Nancy: Basta. ¿Por qué decis eso?

Alan: La Sra. Sanchez...

Penelope: Está bien...creo que podemos empezar a tutearnos no creen?.

Alan: Rebeca, se que lo hace con fines educativos...

Penelope: No tengo que hablar con el si no quieren.

Alan: Adelante...hable con el. Haga lo que quiera.

Penelope: No entiendo como no se siente involucrado en esto.

Alan: Sra. Sanchez...

Michael: Rebeca!

Alan: Rebeca, estoy involucrado en esto. Mi hijo hirió a otro niño.

Penelope: Deliberadamente.

alan: Eso es lo que me molesta...Ya sabemos que fue deliberado

Penelope: Eso es lo que hace la diferencia.

Alan: ¿Diferencia entre que y que? Solamente hablamos de una cosa. Nuestro hijo le pego con una rama al suyo. Por eso estamos acá.

Penelope: es inútil...

Michael: Ella tiene razón. Esta charla no tiene sentido.

Alan: ¿Y por qué subraya la palabra ´´Deliberadamente´´? ¿Qué trata de enseñarme?

Nancy: Bien...nos estamos pasando. Mi esposo está estresado por el trabajo. Vuelvo en la noche con Tomas. Y dejaremos que lo solucionen.

Alan: No estoy estresado.

Nancy: Yo si.

Michael: No hay razón para estresarse.

Nancy: Si, la hay.

Alan: (al celular) Hola...sin comentarios.Sin comentarios. Sin comentarios! Retirar Antril del mercado, es admitir tu responsabilidad. (Sin dejar de hablar)

Penelope: En la obra de Navidad, en la escuela. ¿Qué papel hizo Tomas?

Alan: (Continúa): Irregularidades contables.
Nancy: Hizo una estrella.

Penelope: Es asi. Te acordas Miguel?

Michael: Seguro.

Penelope: Estuvo maravilloso. Tenía una capa, se veía muy gracioso.

Alan: Hablemos de las víctimas después...

Penelope: ¿Qué hizo Emilio? El hizo de uno de los niños...

Michael: Así es.

Alan: No podemos retirar una droga del mercado solamente porque tres tipos no pueden caminar en línea recta. Por el momento, no hagas nada. Ok. Bien, te llamo en un rato. (Llama por teléfono) Entraron en pánico, tienen a los medios respirando en sus nucas. Bien. Quiero un comunicado de prensa que no se vea para nada defensivo. Todo lo contrario. Lanzate a la yugular, algo asi como ‘TW FRIZER  es un blanco. Un intento de manipular los precios de las acciones dos semanas antes de la reunión de accionistas ¿Y de donde salió ese estudio, de todas maneras? ¿Cómo, de repente, aparece esto de la nada?’’ Etc, etc. Nada sobre el tema de la salud. Solo una pregunta: ¿Quién esta detrás del estudio? ¿Quién?. Esta bien.
Michael:Empresas farmacéuticas, ganancias, ganancias, ganancias ; son de lo peor ¿No?.
Alan: Nadie dijo que podía oír mi conversación.
Michael: Nadie dijo que usted la podía tener delante mío.
Alan: Error. Me veo forzado a tenerla aca. Contra mi voluntad, créame.
Michael: Si. Se lavan las manos ¿no? Nadie es responsable.
Alan: En cualquier avance terapéutico hay riesgos y beneficios.
Michael: Si, ya se, de todas formas, tiene una línea de trabajo bastante extraña.
Alan: ¿Cómo?
Penelope: Miguel, no es de nuestra incumbencia.
Michael: Una línea de trabajo bastante extraña.
Alan: ¿Y usted? ¿A que se dedica?
Michael: Tengo un trabajo normal.
Alan: ¿Qué es un trabajo normal?
Michael: Se lo dije, vendo ollas y sartenes.
Alan: Y picaportes.
Michael: Y sistemas de descarga de inodoros y otras cosas por el estilo.
Alan: ‘’Sistemas de descarga de inodoros’’ Me gusta eso. Es interesante.
Nancy: ¡Mauricio!
Alan: Lo encuentro muy interesante. Los inodoros son muy interesantes.
Michael: ¿Por qué no?
Alan: ¿Cuántos tipos de mecanismos tiene?
Michael: Basicamente, hay dos tipos. Estan los que se descargan presionando y los que funcionan con manija.
Alan: Si, por supuesto.
Michael: Depende de donde este la tubería.
Alan: Claro.
Michael: Si llega por un costado o por atras.
Alan: Claro claro.
Michael: Uno de mis clientes es experto.  Puedo presentártelo si queres. Aunque para eso tendrias que irte a Punta del Este.
Alan: Usted es muy exitoso.
Penelope: ¿Podrian postergar su charla de plomería para otro dia? ¿Han pensado sancionar de alguna manera a Tomas?
Nancy: No me siento bien.
Penelope: ¿Te pasa algo? ¿Estas bien?
Alan: Estas palida, querida.
Michael: Si, esta muy blanca.
Nancy: Tengo nauseas.
Penelope: Ahí busco reliveran. (A Miguel) Tenemos reliveran ¿no?
Nancy: No. No, no, voy a estar bien.
Penelope: Una coca. Lo que necesitas es una coca. (vuelve con la coca, a Miguel) No esta fría.
(Alan Cowman levanta el teléfono)
Penelope: (a Nancy) No esta fría.
Nancy: Gracias. ¿Esta segura?
Penelope: Toma de a poquito.  La coca no estaba en la heladera.
Alan: Esta bien, decile que me llame... Ok. ¿La coca es buena para eso? Es mas para diarrea, ¿no?
Penelope: No, no es solamente para eso. ¿Mejor?
Nancy: Eso creo…. Sra Sanchez… Si decidimos sancionar a nuestro hijo lo vamos a hacer a nuestra manera y bajo nuestros términos.
Michael: Absolutamente.
Penelope: ¿Absolutamente que?
Michael: Es su hijo, son libres de hacer lo que les parezca correcto.
Penelope: No estoy de acuerdo.
Michael: ¿Con que, Rebi?
Penelope: No son libres.
Alan: ¿En serio? Continúe. (Suena el celular) Disculpen. ¿Si? Genial, pero no te olvides. No se probo nada. Nada es certero.  Si no hacemos bien esto a Javier lo despiden, y a vos y a mi tambien.
Nancy: ¡Suficiente, Mauricio! ¡Deja el delefono de una vez!
Alan: Mandamelo al mail.  (corta) ¿Qué carajo te pasa gritándome asi? Daniel escucho todo.
Nancy: Estoy cansada de ese telefono de porqueria, cada cinco minutos, todos los días.
Alan: Escuchame Ingrid me deberías dar las gracias por haber venido.
Penelope: ¿En serio?
Nancy: Dios… Voy a vomitar.
Alan: No, no vas a vomitar.
Nancy: Si voy a vomitar.
Michael: ¿Queres usar el baño?
Nancy: Nadie te obliga a quedarte.
Penelope: Tenes razón. Nadie te obliga a quedarte.
Nancy: Estoy mareada.
Alan: Mira un punto fijo. Mira un punto fijo, churula.
Nancy: Salí de aca, dejame.
Penelope: ¿no debería ir al baño?
Alan: Anda al baño si tenes que vomitar.
Michael: Dale reliveran.
Alan: Pudo haber sido la torta.
Penelope: No, la hice ayer a la tarta.
Nancy: ¡No me toques!
Alan: Calmaten churula.
Michael: Si, no nos enojemos por nada.
Nancy: Mi esposo cree que todo lo que tiene que ver con la casa, la escuela, el jardín, es mi problema.
Alan: No pienso eso.
Nancy: Si lo pensas. Y entiendo porque. Es todo tan terriblemente aburrido.  Es espantoso.
Penelope: Si es tan espantoso, ¿Por qué tener un hijo en primer lugar?
Michael: Si, capaz Tomas este percibiendo esa falta de interés.
Nancy: ¡¿Qué falta de interés?!
Michael: Vos lo dijiste.
(Nancy vomita)

Michael: Trae un balde. ¡Trae un balde!
Penelope (en la cocina): Hija de puta.
Alan: ¿Sos o te haces? ¿Por qué no fuiste al baño?.
Michael: Se te mancho el traje.
Alan: ¿Qué?
Penelope: No pudo haber sido la tarta.
Michael: No fue la tarta. Son nervios, solo son nervios.
Penelope: ¿Queres limpiarte en el baño o …? Mi kokoschka.
Michael: (le entrega un balde) Toma. Dale Reliveran.
Penelope: No pudo guardarse nada.
Alan: ¿Tiene baño Manuel?
Miguel: Si, por supuesto que tengo baño.
Penelope: Ahí te muestro.
Michael: Son nervios, nervios.
Escena 5
Penelope: (entra con otro balde) ¿Qué hacemos con el Kokoschka?
Michael: Lo podemos limpiar. Tal vez con Lysol. El problema va a ser secarlo. Tal vez con agua y colocándole colonia.
Penelope: ¿Colonia?
Michael: Tengo una Kronos que no uso nunca.
Penelope: El papel se va a doblar.
Michael: Entonces, lo secamos con secador y le ponemos libros encima para que se alise. O tal vez plancharlo, como a los billetes.
Penelope: Dios.
Nancy: Te comprare otro.
Penelope: No hay otro. Se dejo de imprimir hace años.
Nancy: Lo siento mucho.
Michael: Lo podemos salvar. Pen, dejame hacerlo.
Penelope: Es una reimpresión del catalogo de la exhibición de 1957 en Londres.
Michael: Ve a buscar el secador y la colonia. Esta en el gabinete del baño.
Penelope: Su esposo esta en el baño.
Michael: No esta usando el inodoro. Mira, ya saque casi todo. Solo queda un poco en el Dolgans.
Penelope: (En la puerta del baño) Permiso. (Vuelve) ¿Te sentís mejor?
Nancy: Si.
Penelope: ¿Lo rocio… o…?
Michael: ¿Dónde esta el secador?
Penelope: Esta secando sus pantalones.
Michael: Esperemos. Deberiamos poner la colonia al final.
Penelope: Esta bien.
Nancy: ¿Puedo usar el baño también?
Penelope: Si, claro. Por supuesto.
Nancy: No se que decir. Lo siento mucho.
Penelope: Trae el secador cuando termines.
Nancy: Lo lamento tanto.
Escena 6
(Adentro del baño)
Nancy: Dios.
Alan: Increible. Increible, carajo. Su pastel era horrible.
Nancy: Te llenaste la boca.
Alan: Estuve todo el dia ocupado. Necesitaba comer algo.
Nancy: Dios.
(En el living)
Penelope: Es una pesadilla.
Michael: Espero que tenga cuidado. Me llevo al borde.
Penelope: Ella es horrible.
Michael: Menos.
Penelope: Es tan falsa.
Michael: No me molesta tanto.
Penelope: Los dos son horribles. ¿Por qué te pones de su lado?
Michael: No me pongo de su lado. ¿A que te refieres?
(En el baño)
Nancy: ¿Qué diablos estamos haciendo aquí?
Alan: Espero que estes bromeando.
Nancy: ¿Por qué discutes con ella? Nos podríamos haber ido hace mucho si no discutieras cada palabra.
Alan: ¿Preferirias que sea una oveja como su esposo?
Nancy: ¿Crees que fue el pastel?
Alan. Claro que si. Un poco de coca caliente y …
Nancy: (se huele las manos) Mierda.
(En el living)
Penelope: Siempre estas mitigando. Intentas reconciliar todo.
Michael: No hago eso.
Penelope: Si lo haces. Tenias una pandilla y eras el líder.  Pueden hacer lo que quiera con su hijo. Bueno, su hijo, es una amenaza a la seguridad nacional. Un chico asi, cunado es una amenaza a la sociedad es problema de todos. Y no puedo creer que vomito sobre todos mis libros. Cuando sabes que vas a largar todo, tomas precauciones.  ¡Oh, el Foujita! Esto es asqueroso.
Michael: Estaba al borde con esa mierda de los inodoros.
Penelope: Estuviste increíble.
Michael: Defendi lo mio, ¿verdad?
Penelope: Increible. Jamaica, Queens. Eso fue genial.
Michael: Pedazo de mierda. ¿Cómo es que la llama?
Penelope: Doodle.
Michael: Si, claro. Doodle.
Penelope: (entre risas) Doodle.
Alan: Si, la llamo doodle.
Penelope: Lo siento. No era nuestra intención.  Sabes, es tan fácil burlarse de los apodos de otros. Michael, ¿Cómo nos llamamos nosotros? Seguro es peor, ¿no?
Alan: Si, querías el secador.
Michael: Gracias. Ah! Nos decíamos ‘’Darjeeling’’, como el té. Es mucho mas vergonzoso si me preguntas.
Penelope: ¿Cómo esta? ¿Se siente mejor?
Alan: Si, mejor.
Penelope: Reaccione muy mal. Estoy avergonzada, en serio. (Se pone junto con Michael a secar los libros)  Sabes… yo… exagere sobre el catalogo, y ni siquiera se porque lo hice. Te pegas absurdamente a los objetos y ni siquiera sabes por que.
Michael: Mantenla tensa.
Penelope: Si, pero sosten el otro lado.
Michael: Lo tengo, lo tengo. Solo estíralo. Tienes que estirarlo porque se arruga.
Penelope: Las esquinas están mojadas.
Michael: Yo las seco.
Alan: Se va  romper.
Penelope: Tiene razón, Michael. Se va a romper.
Michael: Ok, bueno, agarra….
Penelope: Ya esta seco.
Michael: Bien. Ponle colonia a esos, yo termino con este. ¿De donde viene Doodle? ¿Doodle Yanqui o Doodle de queso?
Alan: Es una canción de Guys and Dolls que dice ‘’Doodledoodledoodledoodle’’
Michael: Ah si, si. La conozco. ‘’I love you, and doodle doodle doodle’’ . El nuestro es de nuestra luna de miel, en India. Nos decíamos ‘’darjeeling’’ en vez de ‘’querido’’ es estúpido.
Penelope: Deberia ver como esta.
Michael: Si, si, hazlo, darjeeling.


Escena 7
Penelope: Nancy, hola. Bueno, estaba preocupada por ti. ¿Te sientes mejor?
Nancy: Si, mejor. Eso creo.
Alan: Si no estas segura, alejate de la mesa de café.
Nancy: Deje una toalla en la bañera. No sabia donde ponerla.
Penelope: Perfecto.
Nancy: Limpiaste, lo siento mucho.
Michael: Todo esta bien. Esta todo bien.
Penelope: Lo siento. No estaba contigo. Estaba tan preocupada por el Kokoschka.
Nancy: Esta bien…
Penelope: No. Yo … Me comporte mal.
Nancy: Por favor. Estuve pensando en el baño.
Penelope: ¿Si?
Nancy: Si, tal vez pasamos por alto el… Bueno, digo –
Michael: ¿Qué? ¿Qué ocurre?
Nancy: Bueno… Los apodos son un tipo de abuso.
Michael: Seguro.
Penelope: Depende.
Michael: Claro, depende.
Nancy: Zachary nunca fue un niño violento. Debe haber tenido sus razones.
Alan: Como que lo llamaran soplon. (suena el teléfono) Disculpen. Si, Walter. Bueno, mientras no haya victimas en el panel. Nada de victimas. No quiero que te sientes con victimas. Negá ,negá, negá. Si tenemos que hacerlo, demandaremos al periódico.  Bueno te enviaremos el borrador del comunicado de prensa. Walter, lo siento. Tengo que colgar. Si me llamas soplon, pierdo los estribos.
Michael: A menos que sea verdad.
Alan: ¿Qué?
Michael: Ya sabes, si te das por aludido
Nancy: ¿Crees que mi hijo es un soplon?
Michael: Vamos, estoy bromeando.
Nancy: El tuyo también lo es.
Michael: ¿A que te refieres con eso?
Nancy: El delato a Zachary.
Michael: Se lo sonsacamos.
Penelope: Nos estamos yendo del tema.
Nancy: Quizas se lo sonsacaron, pero sí lo delato.
Alan: Nancy.
Nancy: ¿’’Nancy’’ que? ¿pensas que me hijo es un soplon?
Michael: No pensé nada.
Nancy: Bueno, si no pensas nada, no digas nada. No insinúes nada.
Penelope: Nancy, no tenemos que enojarnos. Michael y yo hemos hecho lo posible para ser imparciales y conciliadores .
Nancy: No tan imparciales.
Penelope: ¿En serio?
Nancy: Superficialmente imparciales.
Alan: Doodle, me tengo que ir.
Nancy: Andate entonces. Cobarde.
Alan: Nancy, ahora mismo estoy en peligro de perder mi cliente mas importante. Esto del ‘’padre que se preocupa’’ y el embrollo que viene con eso …
Penelope: Si, bueno, mi hijo perdió dos dientes. Dos incisivos.
Alan: Si, lo entendimos muy bien.
Penelope: Si, uno de ellos permanentemente.
Alan: Tendra dientes nuevos, mejorados. Nadie le mordió la oreja.
Nancy: Fue un error no considerar el origen del problema.
Penelope: No hay ningún origen.  ¡Hay un niño de 11 años que le pega a la gente con una rama!
Alan: ‘’Armado con una rama’’
Michael: Sacamos esa palabra.
Alan: La sacaron porque se lo pedimos.
Michael: La sacamos sin discutir.
Alan: Una palabra que deliberadamente establece intento sin ningún indicio de malentendido que excluye a los niños.
Penelope: No creo poder soportar mas este tono.
Alan: Desde el comienzo vos y yo, no compartimos la misma visión.
Penelope: Sr. Cowan es increíblemente frustrante ser continuamente censurada por algo que nosotros mismos, admitimos que era un error. La palabra ‘’armado’’ no esta bien. La quitamos. Aunque, estrictamente hablando, ciertamente se aplica.
Nancy: Zachary fue atacado verbalmente y reacciono. Yo si soy atacada, me defiendo, especialmente si estoy sola contra una pandilla.
Michael: Bueno, parece que se reanimo desde que largo todo.
Nanzy: ¿Te das cuenta lo mal educado que sos?
Michael: Miren, todos somos personas decentes, los cuatro. No se como nos dejamos llevar, perdiendo la paciencia. Esto no es necesario.
Penelope: Michael Basta, deja de mitigar. Solo somos superficialmente imparciales. ¿Por qué deberíamos serlo?
Michael: no, no me van a llevar por ese camino.
Alan: ¿Qué camino ?
Michael: El camino por el que nos han llevado estos dos estúpidos.
Alan:  Me temo que Pen no piensa asi.
Penelope:  ‘’Penelope’’.
Alan:  Lo siento.
Penelope: Asi que ahora Ethan es un estúpido. Eso ya es demasiado.
Alan:  Miren, esto es todo. De verdad tengo que irme ya.
Nancy: Si, yo también.
Penelope: Vayan. Vayan, me rindo.
Escena 8
(Suena el teléfono de la casa)
Michael: Hola. Hola mamá. No, tenemos unos invitados, pero decime. Si, si, hace lo que te diga el doctor. Si. ¿El que? ¿Antril? ¿Estas tomando Antril? Esperame un segundo, mamá. ¿Antril? ¿Esa mierda tuya es Antril? Mi madre lo esta tomando.
Alan: Miles de personas lo toman.

Michael: Mamá, escucha, tienes que dejar de tomarlo enseguida. ¿Me escuchas? De inmediato. Sólo haz lo que te digo ¿Está bien? Te explico después. Mamá, dile al doctor Perlstein que yo dije que no lo podías tomar. Bien. ¿Por qué rojo? ¿Para que te vea quién? Mamá, eso es ridículo. OK, mamá, mamá...Mamá, te llamo después. Te dije que tenemos invitados. Te quiero. Adiós. (Corta el teléfono) Se compró muletas rojas por si la choca un camión. Porque camina en la calle de noche.
Le están dando Antril para su presión sanguínea.

Alan: Si la está tomando y se ve normal, tomaré su declaración. (A Nancy) ¿No traía una bufanda?

Michael: ¿Sabes? No me gusta tu actitud. Y si mi madre presenta un síntoma, mi nombre estará primero en la lista de una demanda colectiva.

Alan: Habrá una de todos modos.

Michael: Sí, bueno, eso espero.

Penélope: Hacer lo correcto es inútil. La honestidad es una estupidez. Sólo te debilita, bajas la guardia.

Alan: Vamos, Nancy, demasiados sermones por un día.

Michael: Sí, vayan. Pero déjenme decirles esto: Ahora que los conozco
no me sorprende que...¿Cómo se llama? Zachary tenga problemas de conducta.

Nancy: Cuando mataste ese hamster...

Michael: ¿Maté?

Nancy: Mataste.

Michael: ¿Maté el hamster?

Nancy: Sí, hacen lo que sea para hacernos sentir culpables. Usan el lado moral como si fuera suyo, pero tú, eres un asesino.

Michael: Definitivamente no maté a ese hamster.

Alan: Peor.

Nancy: ¡Peor! Lo dejaste allá afuera temblando de miedo en un medio hostil. Esa pobre criatura fue probablemente comida por un perro o una rata.

Penélope: Ella tiene razón en eso.

Michael: ¿Cómo que tiene razón?

Penélope: Digo, por favor, Michael. Es horrible lo que le debe haber pasado a ese pobre animal.

Michael: Pensé que el hámster estaría feliz de estar libre. Creí que saldría corriendo feliz.

Penélope: Bueno, no fue así.

Nancy: Y lo dejaste allí!

Michael: Porque no puedo tocar esas cosas! No puedo tocar nada de esa familia. Dios, Penny, lo sabes.

Penélope: Le tiene miedo a los roedores.

Michael: Sí, le tengo miedo. Y le temo a los reptiles. Todo lo que ande cerca del suelo. Eso es todo ¿Está bien?

Alan: ¿Y tú? ¿Por qué no bajaste a buscarlo?

Penélope: ¡Porque no lo sabía! Michael dijo esta mañana que el hámster había escapado. Así que salí, recorrí la cuadra. Di muchas vueltas. ¡Hasta fui al sótano!

Michael: Penélope, es completamente injusto que, de pronto esté en el banquillo por el hámster, que tú tuviste que contarles. Es un asunto familiar que sólo nos concierne a nosotros dos. No tienen nada que ver con esta situación. (A Alan y Nancy) Y no puedo creer que me llamen asesino en mi propia casa.

Penélope: ¿Qué tiene que ver tu casa con el precio del té en China?

Michael: Es mi casa, yo abrí la puerta! La puerta está totalmente abierta en espíritu de reconciliación a un par de personas que podrían ser un poco más agradecidas.

Alan: Sigue alimentando tu propio ego. Es hermoso.

Nancy: ¿Entonces no tienes remordimiento?

Michael: No, ninguno. Ese animal era asqueroso y me alegra que no esté.

Penélope: Michael, eso es ridículo.

Michael: ¿Qué es ridículo? ¿Qué? ¿También te has vuelto loca? Su hijo casi mata a golpes a Ethan ¿Y me molestas por un hámster?

Penélope: Lo que hiciste estuvo mal. No puedes negarlo.

Michael: ¡Me importa una mierda ese hámster!

Penélope: Te va a importar cuando tu hija llegue a casa.

Michael: ¡Que venga! Una mocosa de 9 años no me va a decir qué tengo que hacer.

Alan: Estoy 100% de acuerdo con él en eso.

Penélope: ¿Ven? Es patético.

Michael: Cuidado, Penélope. Cuidado! Me comporté hasta ahora pero me estás presionando.

Nancy: ¿Y Ethan?

Michael: ¿Qué hay con Ethan?

Nancy: ¿Él también está triste?

Michael: ¿Sabes? Ethan tiene cosas más importantes en que preocuparse.

Penélope: Ethan no estaba tan unido a Nibbles.

Michael: ¿Nibbles? ¿Qué nombre marica es ese?

Nancy: Bien, si no sientes ningún remordimiento ¿por qué nuestro hijo sí?

Michael: ¿Saben qué? Toda esta mierda de consulta y consideración, estoy harto! Fuimos amables con ustedes! Compramos tulipanes! Mi esposa me vistió como un liberal pero la verdad es que no tengo paciencia para estas estupideces sentimentales. Soy un hijo de puta
Con mal genio! ¿De acuerdo?

Alan: Todos lo somos.

Penélope: No, lo siento, no todos. No todos no somos hijos de puta con mal genio.

Alan: Tú no, por supuesto.

Penélope: No, yo no, gracias a Dios.

Michael: No, tú no. Tú no. Eres tan superior. Tu nunca explotas a medio cargar.

Penélope: ¿Por qué estás siendo tan agresivo conmigo?

Michael: No estoy siendo agresivo, estoy siendo honesto.

Penélope: Sí, estás siendo agresivo.

Michael: Armaste esta reunión y te dejé reclutarme.

Penélope: ¿Me dejaste reclutarte?

Michael: Sí!

Penélope: Eso es asqueroso.

Michael: No lo es! Defiendes el comportamiento civilizado. Me parece bien.

Penélope: Así es, estoy a favor del comportamiento civilizado. Al menos alguien aquí lo está. ¿Y tú crees que es mejor ser un hijo de puta con mal genio?

Nancy: Nadie dijo eso. Nadie te está criticando por eso.

Penélope: Ustedes lo hicieron!

Alan: No lo hicimos.

Penélope: ¿Qué se suponía que hiciera? ¿Debería haberlos demandado?! ¿Debería haber dejado de hablarles? ¿Destruirlos con la compañía de seguros?

Michael: Basta, Penny.

Penélope: ¿Basta qué?!

Michael: Estás exagerando todo!

Penélope: No me importa. Haces todo lo posible para escapar de la mezquindad y terminas humillada y completamente sola.

Alan: Sí, Walter. Bueno, deja que lo prueben. Creo que lo mejor que
podemos hacer es nada.



Escena 9

Michael: Nacemos solos y morimos solos. Es todo. ¿Quién quiere un whisky?

Alan: Walter, estoy en una reunión en este momento. Te llamaré cuando llegue.

Penélope: Estoy viviendo con una persona completamente negativa.

Alan: ¿Quién es negativo?

Michael: Yo.

Penélope: Esta fue la peor idea. No deberíamos haber tener esta reunión.

Michael: Te lo dije.

Penélope: ¿Tú me lo dijiste?

Michael: Sí.

Penélope: ¿Me dijiste que nunca nos reuniéramos?

Michael: No pensé que fuera una buena idea.

Nancy: Era una buena idea.

Michael: Oh, por favor! ¿Quién quiere un poco?

Penélope: ¿Me dijiste que no pensabas que era una buena idea?

Michael: Según recuerdo.

Penélope: Según recuerdas.

Alan: Tal vez solo un sorbo.

Nancy: ¿No tienes que irte?

Alan: Bueno, en este punto tal vez pueda tomarme un trago.

Penélope: Mírame a los ojos Michael, y dime que no acordamos en hacer esto.

Nancy: Cálmate, Penélope. Esto no está yendo a ninguna parte!

Penélope: ¿Quién dijo... quién dijo que no toquemos el pastel esta mañana? ¿Quién dijo que deberíamos dejar un poco para los Cowan?
¿Quién dijo eso?!

Alan: Eso fue un lindo gesto de tu parte.

Michael: ¿Qué tiene que ver eso?

Penélope: ¿A qué te refieres?.

Michael: Invitados son invitados.

Penélope: Estás mintiendo! Estás mintiendo. Está mintiendo.

Alan: ¿Saben? Mi esposa en realidad tuvo que arrastrarme hasta aquí hoy. Cuando creces con la idea de John Wayne de hombría, es normal ser impulsivo en este tipo de situaciones y no hablarlo.

Nancy: Pensé que tu modelo de conducta era Ivanhoe.

Alan: Es el mismo concepto básico.

Michael: Otro aspecto.

Penélope: Otro aspecto ¿En serio? ¿Cuánto te vas a humillar, Michael?

Nancy: Me doy cuenta que lo arrastré hasta aquí para nada.

Alan: ¿Qué esperabas, Doodle? Qué apodo tan ridículo! ¿La revelación de los valores universales? Este whisky está increíble.

Michael: ¿Verdad? Añejo 18 años. La cosecha es de un lugarcito en Escocia que aún produce.

Penélope: ¿Y los tulipanes? ¿Quién los compró? Lo único que dije fue: ´Qué pena que no compramos tulipanes esta semana. ´ No dije nada de ir a la calle Henry.

Nancy: No se enojen todos por esto. Penélope, no vale la pena!

Penélope: Él trajo los tulipanes! Él, él solo! ¿Qué? ¿No nos vas a servir?

Nancy: A Penélope y a mí también nos gustaría tomar un trago. Es bastante gracioso cuando lo piensas. Un devoto de Ivanho y John Wayne pero con miedo de levantar un ratoncito.

Michael: Ya deja lo del hamster. Basta.

Penélope: Tiene razón, es para reírse.

Nancy: ¿Y el de ella? (A Michael)

Michael: No creo que sea necesario.

Penélope: Sírveme un trago, Michael.

Michael: No!

Penélope: Michael!

Michael: No!

Nancy ¿Qué te pasa, Michael?

Michael: Bien, bien! Bebe, bebe ¿Qué importa?

Nancy: ¿Beber te hace mal o algo así?

Penélope: No, es bueno para mi!

Nancy: Ahora, no lo sé.

Penélope: ¿Señor Cowan?

Nancy: Alan.

Penélope: Alan, tú y yo no nos caímos bien exactamente. Pero vivo con un hombre que decidió que la vida es una mediocridad anónima. Es muy difícil vivir con un hombre que se encerró a si mismo dentro de esa idea y no quiere cambiar nada y no se entusiasma por nada.

Michael: ¿Por qué le estás diciendo eso? A él no le importar en lo más mínimo.

Penélope: Tenemos que creer... tenemos que creer en una posible corrección.

Michael: Es el último hombre en la tierra al que deberías estar diciéndole eso.

Penélope: Hablaré con cualquiera que me dé la gana.

Escena 10

Michael: ¿Quién carajo es ahora?! Hola, ma. Él está bien. Le bajaron los dientes, pero está bien. Sí, tiene dolor, le duele. Pero pasará. Ma, te dije que teníamos visita. Te iba a llamar ¿recuerdas? Sí, adiós.

Nancy: ¿Aún le duele?

Penélope: No.

Nancy: ¿Entonces por qué preocupas a tu madre?

Penélope: Es lo que siempre hace. No puede evitarlo.

Michael: Muy bien. Ya basta, Penélope. Corta ya esa mierda de la reina del drama.

Alan: Penélope, a nadie le importa nada más que no sea uno mismo. Claro que a todos nos gusta pensar en alguna posible corrección una que nos pueda liberar completamente de consideraciones egoístas. Como el libro que estás escribiendo...el cual me parece genial. ¿Sabes? Entiendo que hayas pensado: ´´Bueno, elegiré una masacre. La historia
está llena de ellas y escribiré un libro. ´´ Todos tenemos que salvarnos de alguna manera.

Penélope: No estoy escribiendo el libro para salvarme! No lo has leído.
Ni siquiera sabes sobre qué es.

Alan: Como sea.

Penélope: Dios mío, el olor de Kronos me está matando.

Michael: Apesta, mierda!

Alan: Sí, no escatimaste exactamente.

Nancy: Lo siento mucho.

Penélope: No, fue mi culpa. Lo rocié como una loca. ¿Por qué las cosas no pueden ser más fáciles? ¿Saben? ¿Por qué todo tiene que ser tan agotador?

Alan: Piensas demasiado. Las mujeres piensan demasiado.

Nancy: Esa es una respuesta original.

Penélope: No se que significa eso “pensar demasiado”. No sé cómo puedes vivir sin ningún sentido moral del mundo.

Michael: Mírame, estoy viviendo.

Penélope: Michael, cállate! Tu complicidad miserable simplemente me da asco.

Michael: ¿Qué pasó con tu sentido del humor?

Penélope: No tengo y no quiero tenerlo!

Michael:
Si me preguntan, la pareja es el peor castigo que Dios nos puso.

Nancy: Maravilloso.

Michael: La pareja y la familia.

Nancy: Nadie te está obligando a ventilar eso delante de nosotros, Michael. Y debo añadir que es un poco indecente.

Penélope: Eso no le molesta.

Michael: Estás de acuerdo conmigo ¿verdad?

Nancy: Nada de esto viene al caso! Alan, di algo.

Alan: Tiene derecho a tener ideas.

Nancy: No significa que tiene que publicarlas.

Alan: Sí, claro, quizás.

Nancy: No nos importa su matrimonio. Estamos aquí por el problema con los niños. No nos importa su matrimonio.

Alan: Sí, excepto...

Nancy: ¿Excepto qué?

Alan: Está relacionado.

Michael: Está relacionado. Por supuesto que sí.

Penélope: ¿Que le hayan bajado dos dientes a Ethan está relacionado con nuestro matrimonio?

Michael: Por supuesto que sí.

Nancy: Lo siento, no te entiendo.

Michael: Retrocede un poco y mira la situación en la que estamos. Los niños te chupan la vida y te dejan vieja y vacía. Es la ley de la naturaleza. Ves a las parejas jóvenes que van riendo camino al altar y piensas: Ellos no saben. Los pobres no tienen ni idea! Son felices. Nadie te habla de estas cosas al principio. Tengo un amigo que va a tener un hijo con su nueva novia. Le dije: ´´¿Un niño? ¿A nuestra edad? ¿Qué? ¿Eres estúpido? Te quedan quizás 10, 15 buenos años antes que te dé cáncer o tengas un derrame. ¿Y vas a cargarte con un maldito hijo?´´

Nancy: Realmente no piensas eso.

Penélope: Sí lo piensa.

Michael: Por supuesto que sí. Pienso cosas peores.

Nancy: Te estás rebajando, Michael.

Michael: ¿En serio?

Nancy: Deja de llorar, Penélope. Sólo lo empeora todo.

Alan: Más.

Michael: Por supuesto, por supuesto. Excelente ¿no?

Alan: Excelente.

Escena  11

Michael:  ¿Te puedo ofrecer un cigarro?

Penélope: No se puede fumar en la casa!

Alan: Qué mal!

Nancy: ¿Qué? ¿Ibas a fumar un tabaco ahora?

Alan: Hago lo que quiero, Nancy. Si quiero fumar un tabaco, lo fumo. No fumaré porque no quiero alterar a Penélope que ya está muy nerviosa, para decirlo suavemente. Deja de lloriquear. Ella tiene razón.
¿Sabes? Cuando las mujeres lloran llevan a los hombres al punto de un quiebre. Aunque desafortunadamente debo decir que el punto de vista de Michael se justifica plenamente. (Atiende el celular). ¿Sí? Sí, seguro, dale. Sí, pon Nueva York y la hora específica.

Penélope: Insoportable.

Alan: ¿Tony lo mandó? Tiene que salir para la prensa. ¿Qué preguntas debes hacer?

Nancy: Vivo con esto. Día y noche.

Alan: Un segundo.

Nancy: El celular corta nuestras vidas.

Alan: Nancy, esto es muy importante.

Nancy: Siempre es más importante.

Alan: Continúa.

Nancy: Lo que está pasando en otra parte siempre es más importante.

Alan: No, no es una estrategia, es estratagema, de 2 semanas de la compañía, etc, etc...

Nancy: En la calle, en la mesa... en todos lados.

Alan: Pon la palabra ´´estudio´´ entre comillas. La palabra ´´estudio´´ entre comillas!

Nancy: Ya ni siquiera protesto. Rendición incondicional. Siento que voy a vomitar otra vez.

Michael: ¿Dónde está el balde?

Penélope: ¿Cómo se supone que lo sepa?

Alan: Pues entonces cítame. (Continúa hablando por celular)

Penélope: ¿Puedes pararte cerca del balde, por favor?

Michael: Pen.

Penélope: ¿Qué? Ya tuvimos que limpiar una vez ¿no?

Alan: “…de acuerdo al abogado de TW Pharma, Alan Cowan”. AP, Reuters, periódicos, diarios comerciales.
Alan: ¿Qué pasa?

Michael: Tiene ganas de vomitar otra vez.

Nancy: Eres tan comprensivo. Es conmueve.

Alan: Bueno, estoy preocupado.

Nancy: No entendí eso, me equivoqué.

Alan: Vamos, Nancy, ¿Quieres? No tenemos que hacer eso. Su matrimonio va cuesta abajo, nosotros no tenemos que tratar de competir.

Penélope: ¿Qué te da el derecho de decir que nuestro matrimonio va cuesta abajo? ¿Qué te da el derecho?

Alan: Sí, Walter. Sí, hice algunas correcciones. Te lo enviarán. Manipulación de los precios. Escucha, Walter, te llamo en un minuto. (Corta) No dije eso. Lo hizo Steven.

Penélope: “Michael”.

Alan: Lo siento.

Penélope: No dejaré que nos juzgues.

Alan: No juzgues tampoco a nuestro hijo.

Penélope: Es diferente. Tu hijo atacó al nuestro.

Alan: Son jóvenes. Son chicos. Los niños se pelean en el patio. Siempre fue así y siempre lo será. Es una ley de la naturaleza.

Penélope: No, no lo es.

Alan: Claro que sí. Hace falta poca educación para sustituir la ley por la violencia. El origen de la ley, como bien sabes, es la fuerza bruta.

Penélope: Tal vez si eres un cavernícola. Pero no en este mundo no.

Alan: Cuéntame sobre este mundo.

Penélope: Eres aburrido. Esta conversación es aburrida.

Alan: Penélope, yo creo en un Dios salvaje, un dios de la matanza, cada uno defiende lo suyo hasta morir,  un dios cuya ley no se ha desafiado desde tiempos inmemoriales. Estás interesada en África, ¿Cierto? (A Nancy) ¿Qué pasa?

Nancy: No te preocupes por mí.

Alan: Nancy.

Nancy: Estoy bien.

Alan: Bueno. (A Penélope) Acabo de regresar del Congo, hay niños allá de 8 años entrenados para matar. Y durante su infancia tal vez maten miles de personas. Matan con un machete, con un arma, con un thumper. Así que obviamente cuando mi hijo le rompe los dientes a otro, incluso 2 dientes junto al cajón de arena no me conmociono ni me indigno tanto como a ustedes.

Penélope: Debería.

Nancy: Thumper.

Alan: Así le dicen a un lanzagranadas.

Michael: Así lo llamo yo (a Nancy) ¿Estás bien?

Nancy: Estoy bien.

Alan: ¿Qué le pasa?

Nancy: Es la vesícula, No es nada!

Penélope: No me hables de África, sé todo sobre el sufrimiento en África.

Alan: No lo dudo.

Penélope: Es en lo único que he estado pensando durante meses!

Michael: Que no empiece con eso, por favor!

Alan: Creo que me empiezas a agradar.

Penélope: Cállate!

Michael: Hablando del compromiso con la paz mundial.

Penélope: Cállate la boca, Michael!

Michael: ¿Estás segura de eso?

Nancy: Sí, estoy segura, me hará bien.

Penélope: Vivimos en Nueva York. No vivimos en Kenia, vivimos en Nueva York. Y con las costumbres de la sociedad occidental así que...
¿qué pasó con el parque infantil del puente de Brooklyn? Eso tiene que ver con los valores occidentales. Los cuales, les guste o no, apoyo.

Michael: Golpear a tu esposo debe ser una de esas costumbres ¿no?

Penélope: Te lo advierto, Michael!

Alan: Estaba encima tuyo como un sarpullido serio. Si fuera tú me hubiera conmovido.

Nancy: Se está burlando de vos ¿podes creerlo?

Penélope: No podría importarle menos.

Alan: No, en serio, moralmente, debes superar tus impulsos pero hay ocasiones en las que no quieres. O sea, ¿quién quiere decir el Ave María cuando estás teniendo sexo? ¿Compras el whisky por aquí?

Michael: Este no, de ningún modo.

Nancy: Una bomba

Penélope: Una bomba ¿En serio?

Alan: Sí.

Nancy: ¿Por qué no dices lanza granadas?

Alan: Porque es un término. Igual que dicen kalashnikov y no AK-47.

Nancy: ¿Quiénes dicen?

Alan: Ya basta, Nancy. Ya basta.

Nancy: Para conocedores de armas de fuego como mi esposo tienen que entender que es difícil emocionarse por lo que sucede en el vecindario.

Alan: Exactamente.

Penélope: No veo por qué no. Todos somos ciudadanos del mundo. No veo por qué no podemos tener un sentido de la comunidad.

Michael: Penelope! Ya es suficiente de esa basura!

Penelope: Voy a matarlo!

Alan:  (atiende el celular) ¿Sí?

Penelope: Ella tiene razón. Después de un rato se vuelve insoportable.

Alan: La razón para intentar... Así. ¿Aprobó el resto? Bien. ¿De qué estábamos hablando? ¿Lanzadores de granadas?

Penelope: Estábamos diciendo que a pesar de lo que piense mi esposo
suceda aquí o en el otro lado del mundo, todos debemos ser responsables colectivamente.

Alan: responsables colectivamente. Nancy, es absurdo beber en tu estado.

Nancy: ¿En qué estado? Estoy perfectamente.

Alan: No, eso es... ¿Sí? No, ninguna entrevista antes de sacar ese comunicado.

Penelope: Señor Cowan, ¿puede por favor ponerle fin a esas conversaciones exasperantes?

Alan: Sólo recuérdale que a los accionistas les importa un carajo! Los accionistas quieren... Nancy, ¿Estás loca?!

Escena 12

Nancy:(Arroja el teléfono de alan al agua del florero.) Ya está.

Alan: Mierda!

Michael: Ay Dios mío.

Penelope: Bien hecho!

Michael: El secador, el secador.!

Alan: ¿Qué hiciste? ¿Qué le está haciendo? Dámelo! Era nuevo. Pasé horas cargándole todo...

Michael: No puedo creer que hayas hecho eso.Fue algo muy irresponsable.

Alan: Todo...! toda mi vida estaba ahí adentro!

Nancy: Toda su vida.

Michael: Toma. Vamos a sacarle la tarjeta sim y la batería

Alan: ¿Cómo lo haces? No puedo abrirlo. No sé.

Michael: Está atorado.

Alan: Ellas creen que es gracioso! Ellas creen que es gracioso!

Michael: Penélope, no es gracioso!

Penelope: Mi esposo se ha pasado toda la tarde secando cosas.

Alan: Olvídalo. Se acabó. Mi vida se acabó.

Michael: ¿Quieres usar el teléfono? Debo decir que...

Penelope:¿Qué?

Nancy: ¿Qué vas a decir, Michael?

Michael: No, ni siquiera sé qué decir.

Nancy: Diría que se siente mejor así. Diría que se siente mejor así. ¿Tú no? Los hombres se apegan tanto a sus juguetes que pierden su credibilidad. Una vez salí con un hombre y lo vi que siempre llevaba una bolsa rectangular. Un hombre con una bolsa. Terminó. Él con aquello en el hombro era lo peor. Pero el celular.....deberías ver la punta de sus
 dedos. Eso también es lo peor. Los hombres deberían tener las dos manos libres. También tengo una idea de hombría a lo John Wayne.¿Cómo era? Una 45. Algo que se pueda vaciar. Nunca me ha interesado comprar nada pero no mataría. Michael!! Supongo que ahora estás feliz. Las cosas se están desmoronando según parece. ¿Pero sabes qué? Casi se siente bien. Bueno... en mi opinión.

Michael: En mi opinión, algunos manejan el alcohol mejor que otros.

Nancy: Soy tan normal como puedo ser.

Michael: Sí, claro.

Nancy: Sí, empiezo a ver cosas con una serenidad placentera.

Penelope: Eso es bueno. Una serenidad placentera.

Michael: No sé por qué estás gastando saliva ventilando eso.

Penelope: Cállate!

Michael: Toma, Allan. Relájate.

Penelope: Nada de cigarillos en la casa.

Michael: Aquí tienes Montecristo. Partagas No. 4 y los Punch.

Alan: ¿De dónde sacaste esto?

Michael: No querrás saber.

Alan: No, en serio.

Michael: Un contacto español. Un amigo está saliendo con una aeromoza. Ella me trae 2 cajas por semana.

Penelope: No se puede fumar en una casa con un niño asmático. ¿Y por qué le estás contando la historia de tu vida?

Nancy: ¿Quién tiene asma?

Penelope: Nuestro hijo.

Michael: Teníamos un maldito hamster ¿no?

Nancy: Oh, es cierto, las mascotas no son buenas si eres asmático.

Michael: Sí. No son para nada buenas.

Nancy: Ni siquiera los goldfish son recomendables.

Penelope: Estoy harta de escuchar esta basura! Supongo que soy la única que no ve las cosas con una serenidad placentera. La verdad es que nunca he sido tan infeliz. Este es el día más infeliz de mi vida.

Michael: Eres una borracha infeliz.

Penelope: Michael!, Cada palabra que sale de tu boca me ofende. No me emborracho. Tomé un par de sorbos de tu whisky añejo 18 años como si fuera la 18 maravilla del mundo. No me emborracho. Ojalá pudiera. Créeme, ojalá pudiera. Ojalá pudiera ahogar mis penas en el whisky.

Nancy: Mi esposo también es infeliz. Mírenlo, como si lo hubieran
 abandonado a un lado de la calle. Creo que este también es el
 día más infeliz de su vida.

Alan: Lo es.

Nancy: Lo siento, Doodle.

Escena 13

Michael: ¿Hola? ¿Hola?! Mamá, te dije que teníamos visita ¿recuerdas? Porque esa pastilla puede matarte. Es veneno! No, mamá. Mamá, hay alguien aquí que puede explicarlo.
Toma, díselo.

Alan: ¿Decirle qué?

Michael: Dile lo que sabes sobre esa mierda venenosa tuya.

Nancy: ¿Qué puede decirle él? Él no sabe nada.

Alan: Hola, señora. ¿Cómo está? Sí. ¿Le duele? La operación soluciona eso. Oh, la otra pierna también ¿no? No, no soy ortopédico. No
deja de llamarme doctor.

Nancy: ¿Doctor? Qué risa! Cuelga.

Alan: Sí. ¿Tiene algún problema de equilibrio? Sí. No, por supuesto que no. Para nada. No puede matarla. No escuche lo que dice la gente. Sí, quizás sea una buena idea no tomarlo por un tiempo. Sólo hasta que pase lo de la operación. Sí, suena como si estuviera en excelente forma...

Michael: Muy bien. ¿Oíste eso, mamá? Deja de tomar esa medicina!
Haz lo que te decimos. ¿OK? Te quiero.
No lo soporto más. La mierda que tengo que soportar!

Penelope: Muy bien, ¿podemos concluir esto?

Nancy: ¿Debo regresar y dejar a Zachary decidir?
Esto se está volviendo en ¿A quién le importa? Por eso estamos aquí después de todo.

Penelope: Voy a vomitar. ¿Dónde está el cubo?

Michael: Ya es suficiente. Ya es suficiente. Ya es suficiente!

Nancy: Diría que ambas partes son culpables. Así que... ahí está.
La culpa es de ambos.

Penelope: ¿Hablas en serio?!

Nancy: ¿Disculpa?

Penelope: ¿Es lo que piensas realmente?

Nancy: Es lo que pienso, sí.

Penelope: ¿Mi hijo Ethan tuvo que tomar analgésicos

a las 3 de la mañana y comparte la culpa?

Nancy: No es necesariamente inocente.

Penelope: Salgan de mi casa! Salgan de mi casa... coño!

Nancy: Mi cartera! Mi cartera!

Michael: ¿Qué está pasando aquí? Estás completamente loca.

Nancy: Allan, haz algo!

Penelope: Allan, haz algo!

Nancy: Cállate la boca! Rompió mi espejo del maquillaje, mi perfume...
Defiéndeme! ¿Por qué no me defiendes?

Alan: Vámonos, Nancy.

Penelope: Ni que la estuviera estrangulando.

Nancy: ¿Qué te hice?!

Penelope: La culpa no es compartida! La víctima y el criminal no son lo mismo!

Nancy: ¿El criminal?!

Michael: Dales un respiro, Penélope! Ya basta con esa actitud políticamente correcta. !

Penelope: Es lo que creo.

Michael: Es En lo que tú crees. Tú!

Penelope: Estoy horrorizada. ¿Cómo puedes ser tan abiertamente despreciable?

Michael: Porque me dan ganas. Me dan ganas de ser extremadamente despreciable.

Penelope: Un día entenderás los horrores que están sucediendo en esa parte del mundo y estarás avergonzado. Estarás avergonzado de tu actitud!

Michael: Sí, cariño, y vos sos tan maravillosa! Eres la mejor y más brillante!

Penelope: Sí, lo soy!

Nancy: Salgamos de aquí, Allan. Esta gente son monstruos.

Alan: Basta, Nancy.

Nancy: No, no. Quiero beber más. Quiero emborracharme hasta caerme de culo. Esa perra tiró mi cartera contra el techo y nadie movió un dedo. Quiero estar borracha hasta caerme.

Alan: Ya estás bastante borracha.

Nancy: ¿Cómo pudiste dejarla decirle a nuestro hijo criminal? Vinimos hasta aquí para solucionar las cosas con ellos y ellos nos insultan, nos dan sermones sobre ser buenos ciudadanos! Me alegra que nuestro hijo le haya pateado el culo a su hijo y me limpio el culo con sus derechos humanos!

Michael: Vaya! Tomas un par de tragos y BAM! Su verdadera personalidad sale. ¿Qué pasó con esa agraciada mujer con ojos delicados?

Penelope: Te lo dije, te lo dije!

Alan: ¿Qué le dijiste?

Penelope: Que es una farsante! Tu mujer es completamente falsa. Lo siento!

Alan: ¿Cuándo dijiste eso?

Penelope: Cuando estabas secando tus pantalones!

Alan: ¿La habías visto 15 minutos y ya sabías que era falsa?

Penelope: Bueno, me doy cuenta de esas cosas muy rápido.

Michael: Así es.

Penelope: Sí, tengo nariz para eso.

Alan: ¿Falsa? ¿Qué significa eso?

Nancy: No quiero escuchar esto. ¿Por qué me haces pasar por esto, Allan?

Alan: Relájate, Nancy.

Penelope: Es un engaño. No le importa más que a ti.

Alan: Es cierto. Eso es cierto.

Penelope: Él dijo que es cierto.

Michael: A ellos les importa un carajo! Así que estaba en lo cierto desde el comienzo. A ellos les importa un carajo A ella tampoco le importa un carajo. Es cierto.

Alan: Como si a ti te importara.

Nancy: ¿Qué...?

Alan: Déjame hablar, cariño. Explícame, Michael, exactamente cómo te importa. ¿Qué significa eso de todos modos? Eres más creíble cuando estás siendo abiertamente despreciable. La verdad es que a nadie aquí le importa. Excepto quizás Penélope. Debemos reconocer su integridad.

Penelope: ¿Necesito reconocimiento? No necesito que reconozcas nada!

Nancy: Pero a mí sí me importa. Realmente me importa.

Alan: Sí, Doodle, si nos importa en nuestra forma histérica.No como figuras heroicas en un movimiento social. Vi a tu amiga Jane Fonda el otro día en televisión. Me hizo querer ser atropellado por el KuKuxKlan.

Penelope: ¿Mi amiga Jane Fonda?!¿Qué significa eso?!¿Qué diablos significa eso?!

Alan: Son de la misma raza. La misma clase de mujer comprometida que resuelve problemas.
Esas no son las mujeres que nos gustan. Las mujeres que nos gustan son locas sensuales llenas de hormonas. Las cuidadoras del mundo, las que quieren demostrar que tan perspicaces son,pierden su encanto. Nos apagan enormemente. Hasta el pobre Michael, tu pobre esposo está apagado.
Michael: No hables por mí.

Penelope: Nos importa un carajo la mujeres que les gustan! Ni tu opinión. Eres el tipo del hombre cuya opinión nos importa un carajo!

Alan: Está gritando.

Penelope: ¿Ella no grita? ¿No acabó de gritar que se alegraba
que su cabrón golpeara a nuestro hijo?

Nancy: Él tenía razón. Al menos nuestro hijo no es un maricón de mierda.

Penelope: El suyo es un maldito soplón!

Nancy: Vámonos, Allan! ¿Por qué estamos aún en esta casa?

Penelope: Exactamente!

Nancy: Toma. Esto es lo que pienso de sus estúpidos tulipanes!
Odio las flores. También es el peor día de mi vida.

WWW.DRAMAVIRTUAL.COM